Propiedades de los aceites esenciales más prácticos

Descripción
Los aceites esenciales pueden ser beneficiosos para el tratamiento del acné, cicatrices, e incluso actúan como desinflamantes, y relajantes musculares

Los aceites esenciales suelen asociarse
a los tratamientos de belleza, sobre todo para mejorar la piel. Sin embargo,
más allá de los estéticos, los aceites pueden ser muy beneficiosos para  el tratamiento del acné, cicatrices; incluso
actúan como desinflamantes, y relajantes musculares.

Son muchos los aceites esenciales, como
los son sus beneficios. ¿Pero cuál debes llevarte a casa? Lo primero, más allá
del tipo, es que se encuentre puro y haya sido extraído de la planta sin la
utilización de agentes que alteren sus propiedades. En este artículo conocerás
cuáles son los mejores y de mayor aceptación.

El aceite de coco es muy empleado para
la aromaterapia. Es perfecto para las pieles que sufren de acné o poseen
cicatrices propias de él. Tal uso se relaciona con sus cualidades
antibacterianas y para prevenir hongos y otras infecciones.

Asimismo, es un buen tonificante, al
tiempo que mejora la salud del pelo y la piel. Se recomienda para las pieles
secas.

Otro aceite de gran aceptación es el de caléndula,
el cual se recomienda para quienes padecen de psoriasis, dermatitis así como
manchas en la piel. Es ideal para los niños, para quienes poseen pieles
delicadas, y/o sufren de reacciones alérgicas y várices. También es adecuado
para aplicar sobre las manchas provocadas por el sol.

Por su parte, el aceite del árbol del té
destaca por su poder antibacteriano y desinfectante. Es recomendable para el
tratamiento de los granos que salen en la cara producto del acné o reacciones
alérgicas. Asimismo, es empleado para hacer frente a los malestares causado por
los piojos.

El aceite de almendras dulces es el más
empleado en la aromaterapia, lo cual se encuentra relacionado con la
posibilidad de ser aplicado tanto en pieles cerca como delicadas.

Este producto cura y suaviza la piel
debido a la cantidad de minerales y vitaminas. Se recomienda para el
tratamiento de heridas, grietas y quemaduras debido a sus propiedades
hidratante.

El aceite de argán se recomienda para
tratar la piel, sobre todo, cuando se comienza a envejecer. Suele emplearse
para aplicarse sobre las arrugas prematuras. Esto se debe a sus propiedades
antioxidantes y su efectividad en el combate de radicales libres. Se ha
demostrado que este aceite posee 50 veces más vitamina E que el de oliva.

Otro aceite de gran aceptación es el de
rosa mosqueta debido a la cantidad de ácidos grasos esenciales que contiene y
que son muy buenos para la regeneración de la piel. Este aceite previene la
aparición de estrías y arrugas, y es de mucha utilidad para el tratamiento del
acné.

Por su parte, el aceite de hipérico se
destaca por su utilización para relajar, reducir el estrés y ayudar a conciliar
el sueño. Y es que se extrae de una planta que tiene hipericina, enzima que reduce
la adrenalina y contribuye al relajamiento.

En cambio, las mayores ventajas  del aceite de jojoba se encuentran en las
cantidades de ceramidas que posee. Este elemento contribuye a la unión de las
células y por ende a la hidratación y elasticidad de la piel.