Decorar dormitorio

Decorar un dormitorio

Unas ideas sencillas para decorar un dormitorio creando un cabecero y pintando las paredes con un color cálido. ¡No os lo perdáis!

Los vídeos de Karlos Arguiñano
Cortinadecor

Un cabecero nuevo puede aportar ese aire fresco tan necesario, proporcionándole una nueva personalidad a nuestra cama, y en consecuencia, a toda nuestra habitación. En Decogarden os mostramos cómo decorar un dormitorio de una manera económica creando un cabecero y pintando las paredes.

Y es que el dormitorio es la pieza más íntima de cada uno de los componentes de nuestro hogar: no es igual decorar la habitación de un adulto que la de un adolescente; y la elección de color es algo fundamental, ya que de él dependerá nuestro bienestar y nuestras sensaciones. Por ello en Decogarden veremos cómo decorar un dormitorio.

  • Herramientas
  • Grapadora PTK
  • PSR 12
  • Taladro (Uneo)
  • Materiales
  • Una pieza de aglomerado
  • Goma espuma
  • Tela
  • Pletinas
  • Escarpias
  • Tirafondos
  • Dos mesillas blancas
  • Dos plataformas mesillas
  • Dos lámparas bola blanca
  • Pintura Bruguer color Visón
  • Pintura Bruguer blanca

Paso a paso para decorar un dormitorio

Paso 1
Un dormitorio sin una nota de color, sin un cabecero o sin unas vistosas mesillas, dará la sensación de ser un dormitorio triste, apagado, carente de emoción.

Paso 2
En primer lugar, para transformar la habitación, tendremos que elegir la tela para el cabecero y el color de las paredes. En este caso nos hemos decantado por unas paredes de color blanco y otra en color gris visón, y una tela estampada en flores para el cabecero.

Paso 3
Hay que proteger el cuarto antes de comenzar a pintarlo. Para ello debemos retirar todo aquello que nos pueda molestar, pueda romperse o simplemente ensuciarse, ya sean cuadros, muebles o cortinas. Además, es muy importante encintar los marcos de madera para no pintarlos.

Paso 4
Antes de pintar el dormitorio debemos observar el estado de las paredes y del techo, ya que si hay capas anteriores de pintura que se levantan con facilidad tendremos que quitarlas. Comenzamos a pintar por los altos y continuamos con las paredes. Para que quede perfectamente pintaremos una vez, dejaremos secar y daremos una segunda mano. Pintaremos la pared sobre la que irá el cabecero de color gris visón, y las restantes de blanco.

Paso 5
Comenzaremos a montar el cabecero. En la parte superior del tablero haremos una marca por la parte de atrás a 14 centímetros de la esquina y dibujaremos la silueta de las pletinas.

Paso 6
Con la ayuda de unos tirafondos fijaremos las pletinas, que son las que sujetarán el tablero a la pared. Luego procedemos a tapizarlo: extendemos la tela sobre una superficie, colocamos encima la gomaespuma y después el tablero. Tanto el aglomerado como la gomaespuma medirán 1,35 x 1,50.

Paso 7
Grapamos la tela a la parte posterior del cabecero comenzando por el centro y terminando en las esquinas. Cuando lleguemos a las esquinas cortaremos todos los sobrantes de tela para que no quede abultado y la terminamos de grapar.

Paso 8
Para poder colgar el cabecero fijamos en la pared unas escarpias: taladraremos los agujeros en los que irán alojadas y para no manchar recogeremos el polvo en un sobre que pegaremos a la pared.

Paso 9
Y terminamos de decorar la estancia: dos preciosas mesillas de noche y dos prácticas lámparas de bola blanca serán los complementos perfectos. Unas soluciones sencillas con las que hemos logrado decorar un dormitorio.

Además