Estilos

Decoración en blanco y negro

Decoración en blanco y negro

Autor:

¿Os gusta la combinación de blanco y negro en la decoración? a continuación os damos más detalles sobre esta opción de colores para decorar la casa.

La decoración en blanco y negro es un clásico que se utilizaba ya en los años 20. Hoy en día, sigue siendo uno de los estilos preferidos para el diseño de interiores gracias al atractivo contraste que proporciona la combinación de estos dos colores.

El blanco aporta luminosidad y limpieza, el negro elegancia y sotisficación. Juntando ambos colores se puede lograr un estilo muy distinguido en cualquier habitación.

Pero si decidimos utilizar la combinación de blanco y negro en la decoración, es importante buscar la proporción ideal entre ambos colores para conseguir equilibrio y un espacio con armonía.

Iluminación para el estilo blanco y negro

La iluminación es esencial. El blanco es un color muy luminoso y si se ilumina demasiado puede resultar estridente. El negro, por su parte, es muy oscuro, y si está poco iluminado no se aprecia.

Decoración en blanco y negro

Por eso es importante colocar los muebles teniendo en cuenta la situación de las ventanas y la dirección de la luz. Los muebles oscuros se verán mejor en aquellos lugares donde llega la luz, mientras que los elementos claros pueden iluminar las zonas más sombrías.

Decoración en blanco y negro

Suelo y paredes para decorar en blanco y negro

Normalmente las paredes se visten de blanco, sobre todo si la habitación es pequeña, ya que este color otorga amplitud visual a cualquier espacio.

Decoración en blanco y negro

Para el suelo la mejor opción es una tarima oscura, en madera de wengué o ébano.

Muebles y complementos para decorar en blanco y negro

El negro se usa principalmente para los muebles y los complementos como lámparas o cuadros.

Decoración en blanco y negro

No obstante, el secreto está en mezclar ambos colores: en el menaje, incluyendo un sofá de cuero negro con cojines blancos, una alfombra con estampado animal que combine ambos colores.

Si quieres aportar un toque diferente y personal, puedes incorporar elementos de otro color, en amarillo mostaza, morado o rojo, por ejemplo.

Decoración en blanco y negro

El dorado y el plateado también son una buena opción. Además, aportarán brillo y luminosidad, así como los espejos y complementos de cristal transparente o aluminio que no pueden faltar en una habitación en blanco y negro.