Estilos

Suelo de parquet: Qué es, cuánto vale, mantenimiento... ¿A prueba de gatos?

Suelo de parquet: Qué es, cuánto vale, mantenimiento... ¿A prueba de gatos?

Te contamos las características esenciales y curiosidades de este tipo de suelo de madera y en qué se diferencia del suelo laminado.

Los vídeos de Karlos Arguiñano
Cortinadecor

El parqué o parquet es uno de los revestimientos más elegantes y de calidad, con algunas características y curiosidades especiales, ¡te las contamos!

¿Qué es el parquet?

El parquet es un entarimado hecho de maderas ensambladas que se diferencia de otro tipo de suelos de madera al tener una capa superior de un grosor mínimo de 2,5 milímetros. Si el grosor de la capa superior sería inferior a 2,5 milímetros no sería parquet, y se denominaría únicamente revestimiento de madera.

¿En qué se diferencia del suelo laminado?

El parquet es un revestimiento de madera, más mimado y por consiguiente, más caro que el suelo laminado, que consiste en un revestimiento a base de láminas de diferentes materiales. Sin embargo, tanto parquet como laminado poseen sus ventajas y desventajas, y la calidad, por lo general, suele ser alta en ambos casos.

El parquet aporta un gran valor y elegancia a las estancias, pero también es un material que requiere más cuidado, ya que la madera de por sí es más sensible al paso del tiempo, las temperaturas y la humedad.

El laminado es un revestimiento más accesible pero con múltiples ventajas, ya que un material de buena calidad reproduce fielmente la textura de la madera con la ventaja de que no cambia de color con el tiempo.

El precio: ¿Es caro?

El parquet es un suelo clásico y elegante, y su precio es bastante más elevado que la tarima flotante, laminados o lamas vinílicas, al tratarse de madera natural.

Colocación

El parquet es, generalmente, más complicado de colocar, aunque de esa complicación y ese mimo venga también su apariencia elegante y cuidada.

Algunos tipos de parquet requieren una instalación pegada al suelo, y otros mediante ensamblaje, siempre en una superficie seca, lisa, homogénea y nivelada.

El suelo laminado, por su parte, se coloca de forma más sencilla, sobre todo con los materiales modernos que encontramos actualmente en el mercado, con sistema de clicks y machihembrado.

Mantenimiento del parquet:

El parquet requiere mucho cuidado y atención, ya que se trata de un material natural que tiende a estropearse antes si se utilizan productos inadecuados o abrasivos. Es necesario limpiarlo con los productos correctos, pulirlo y nutrirlo, para que no pierda el color y el brillo.

El laminado, sin embargo, es mucho más sencillo de mantener, ya que los rasguños son mucho más discretos y no requiere de todos esos pasos para mantenerse fuerte y bonito.

Eso sí, debemos tener en cuenta que esta regla se cumple siempre y cuando utilicemos laminados de buena calidad.

El parquet: ¿A prueba de mascotas?

Se trata de una duda muy habitual, que requiere de diferentes matices. Por un lado, el mantenimiento adecuado de cualquier elemento de nuestro hogar depende del carácter, educación y edad del animal.

En el caso de perros y gatos, es raro que las uñas lleguen a arañar el parquet mientras caminan. En el caso de los perros, porque sus uñas con planas y desgastadas y en el de los gatos, porque si están en una posición relajada sus uñas no van a tocar el suelo al andar.

Sin embargo, en el caso de los gatos, es medianamente común que, para limar sus uñas arañen la madera (así como otras superficies o el mobiliario) por lo que, si sabemos que nuestro animal tiene esa costumbre, quizás no sea el mejor suelo que podamos elegir.

Por otra parte, tampoco se recomienda este tipo de suelo para cachorros, ya que la madera natural no tolera bien la humedad o la suciedad, algo muy común si tenemos un pequeño peludo paseando por nuestro hogar.

Además, si mordisquean alguna zona, no será fácil de disimular.

Tags relacionados parqué parquet colocar suelo

Además