PARTNERS Volvone

Ecología

Ahorrar en la calefacción

Ahorrar en la calefacción

Reducir el consumo en calefacción es el propósito principal de todo hogar en invierno. Por ello, te proporcionamos 10 consejos muy útiles para ahorrar en el consumo de la calefacción.

En invierno siempre buscamos formas para ahorrar en el consumo y gasto de la calefacción de casa. Las bajas temperaturas y la borrasca Filomena han disparado los precios de la luz, haciendo que nuestra factura se engrose y en mayor o menor medida.

Para ahorrar más en invierno te proporcionamos 10 consejos para ahorrar en el consumo de la calefacción. ¡Adiós facturas gordas!

10 consejos para ahorrar en calefacción

1. Revisa tarifa contratada

La mayoría de las compañías se aprovechan de los consumidores vendiéndoles productos muy caros o qué son totalmente innecesarios, como por ejemplo un "seguro a todo riesgo" en una caldera nueva u otros. Este tipo de suplementos no hace más que engrosar la factura de en el consumo de calefacción.

2. Purga los radiadores

Purgar los radiadores antes comenzar la temporada es fundamental para ahorrar gastos innecesarios en calefacción. Cuando se purga un radiador, lo que se hace es extraer el aire y el agua que pueda haber quedado en los radiadores el invierno pasado. Si tienes este tipo de calefacción en casa, purga los radiadores con la calefacción apagada: Abre una pequeña válvula del radiador de la que saldrá aire y agua. Cuando termine de salir todo el aire y el aguja, cierra la llave y listo. haz lo mismo con todos los radiadores que tengas en casa.

3. Mantén la temperatura adecuada

Un error muy frecuente es apagar la calefacción cuando se va a salir de casa un par de horas. Lejos de ahorrar, lo único que hacemos es obligar al sistema a utilizar más energía para su funcionamiento. Si vas a salir de casa un par de horas, déjala encendida, a baja temperatura (entre 14 y 16 grados) porque así no obligas al sistema a encenderse y hacer un gasto extra que luego se refleja en la factura.

La temperatura adecuada para calentar tu casa es de 20 grados. El calor será confortable sin haga frío o demasiado calor. Con esta simple acción podrás ahorrar hasta un 12 % en calefacción.

4. Programa el encendido

Por el lado contrario, si trabajas muchas horas fuera de casa, lo mejor es que programes la calefacción para que se encienda. Si dejas la calefacción encendida varias horas, aunque sea a baja temperatura, no sale muy rentable. Además, hoy en día puedes controlar el encendido y apagado de la calefacción a través del móvil u otros dispositivos.

5. Puerta cerrada a las habitaciones vacías

Si en tu casa hay habitaciones vacías, ¡no las calientes! Es un gasto innecesario. En su lugar, cierra la llave de paso de los radiadores de gas. Calentar habitaciones vacías solo supone más gasto para tu hogar.

6. Conserva el calor

En varias ocasiones hemos hablado de la importancia de ventilar la casa a diario para evitar la aparición de humedad en casa. Lo recomendable es ventilarla entre 20 y 30 minutos por la mañana. En invierno, puedes hacer una excepción y ventilar cada habitación unos 15 minutos por la mañana. Así evitarás que se escape todo el calor que los radiadores han generado.

7. Hazte con paneles reflectantes

Un accesorio muy funcional para los radiadores de gas son los paneles reflectantes, es decir aquellos que reflejan el calor. Los paneles reflectantes funcionan como aislantes térmicos que reflejan el calor que captan.

Lo mejor de los paneles reflectantes es que evitan la perdida de calor de los radiadores a través de las paredes exteriores de la vivienda.

8. Apaga la calefacción por la noche

Por la noche no es necesario encender la calefacción salvo casos excepcionales. Si la has tenido encendida un par de horas por la tarde, el calor que se ha quedado en tu casa continuará toda la noche. Por ello, para ahorrar en consumo de calefacción, lo mejor es apagar la calefacción por la noche.

Para dormir no resulta necesaria porque estamos bajo el calor de las mantas, y, por la mañana, no hay que encenderla hasta haber ventilado la casa, después de cerrar las ventanas.

9. Coloca válvulas termostáticas en los radiadores

Uno de los consejos para ahorrar en calefacción que proporciona IDAE (Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía) es colocar válvulas termostáticas para radiadores y termóstatos programadores. En el mercado se pueden adquirir a un precio moderado que resultan muy fáciles de colocar. Te ayudarán a ahorrar energía y a que las facturas no se eleven tanto, pudiendo ahorrar entre un 8 y un 13%.

10. No cubras los radiadores

Otro de los consejos para ahorrar en calefacción es no cubrir los radiadores con objetos como muebles, ropa húmeda, toallas u otros. Por último, pero no por ello menos importante, si ves que es posible prescindir de calefacción, no la enciendas. Aprovecha y saca partido a las mantas y jerséis del armario.