Economía

3 motivos por los que tu compañía de luz puede sancionarte

3 motivos por los que tu compañía de luz puede sancionarte

¿Existen casos en los que las compañías de luz pueden ponernos una penalización? Desde el comparador de luz y gas HelpMyCash nos explican los tres más habituales.

Autor: Hogarmania

Las eléctricas son una de las empresas que más reclamaciones acumulan a lo largo del año. La atención al cliente deficiente, las diferencias entre los contratos de las tarifas de luz del mercado libre y el regulado, o la complejidad de los recibos son los motivos que más alegan los consumidores.

Devolver un recibo sale caro

La factura de la luz es un galimatías para gran parte de la población. Por un lado, las cifras que manejan las compañías no son fáciles. Por el otro, no todos los clientes recibimos el recibo a la vez. Así, por ejemplo, mientras que los acogidos a la tarifa regulada por horas tienen facturación mensual, los que están dentro del mercado libre pueden recibir facturas mensuales o bimensuales.

No obstante, en cualquiera de los dos casos, el problema llega en el momento que no asumimos el cargo en nuestra cuenta. Además de que esto puede ocasionar comisiones con nuestro banco, las comercializadoras de luz pueden aplicarnos un cargo adicional por no haber realizado el pago en el momento.

Esta penalización se menciona en los contratos de luz bajo el apelativo de intereses de demora y se aplica a partir del día siguiente del plazo máximo para pagarla. En concreto, la sanción será igual al interés legal incrementado un 2 % o un 3 %, en función de la compañía. Además, en caso de tener más de un recibo pendiente de pago, nos pueden cortar el suministro.

Las revisiones de la instalación

Otro de los motivos que puede acarrear una sanción es no permitir que los técnicos de la compañía realicen la inspección de la instalación. Aunque dicha revisión es obligatoria, suele existir cierta reticencia, ya que muchos consumidores han sido estafados por supuestos técnicos.

Para evitar el mal trago de decidir entre si dejar pasar al operario o no, debemos saber que nuestra compañía se pondrá en contacto con nosotros antes de enviar al inspector. Es más, lo habitual es concertar fecha para asegurarse de que habrá alguien en casa. Por lo tanto, si hemos sido notificados, no dudemos en permitir que se lleve a cabo la revisión, ya que no pasarla implica que se nos corte el suministro eléctrico.

Además de los inconvenientes que nos generará quedarnos sin luz, debemos saber que volver a dar de alta la corriente no es gratuito. Por lo tanto, antes de dar esquinazo a la comercializadora, pensemos bien en el malestar y los sobrecostes que esto nos ocasionará.

3 motivos por los que tu compañía de luz puede sancionarte

Romper el contrato antes de tiempo

Cierra este pequeño repaso una última situación que puede generarnos más de un quebradero de cabeza: querer cambiar de compañía de luz antes de que el contrato que tenemos haya finalizado. Al igual que ocurre con las empresas de telefonía e Internet, las eléctricas también pueden sancionarnos llegado el caso. Pero, ojo, no siempre.

Debemos saber que las tarifas de luz acogidas al mercado regulado no incluyen un compromiso de permanencia, por lo que cambiar de oferta no será un problema. De igual forma, algunas propuestas del mercado libre evitan atarnos, sobre todo en el caso de las tarifas de luz que exigen su gestión online (contratación y facturación). No obstante, siempre hay algunas versiones más convencionales que nos exigen mantener el contrato durante un año.

Incumplir el compromiso de permanencia en el sector eléctrico conlleva una sanción económica del 5 % del consumo pendiente de facturar. Es decir, si la compañía esperaba que al final de los 12 meses hubiésemos gastado 3.000 kWh y solo hemos consumido 2.500 kWh, se nos penalizará con el 5 % de los 500 kWh pendientes.

En definitiva, aunque estas empresas no son las que mejor valoración tienen, no debemos pasar alto que nosotros también tenemos obligaciones con ellas. Es más, dado que estas situaciones se contemplan, reclamar las sanciones por su incumplimiento es realmente complicado.

Además