Economía

Cómo saber si estás contratando el mejor préstamo antes de firmar

Cómo saber si estás contratando el mejor préstamo antes de firmar

Saber si nos encontramos ante una buena oferta de financiación es fácil si sabemos a qué características prestar atención.

Autor: Hogarmania

Recetas en barbacoa Weber

El volumen de créditos al consumo en nuestro país ha crecido un 20 % en los últimos doce meses, de acuerdo con el último boletín publicado por el Banco de España. El saldo total de los préstamos personales ha aumentado un 5,1 % desde septiembre del año pasado. Esta subida se debe en parte gracias a la mejora de la economía en nuestro país y a las medidas de estímulo del Banco Central Europeo, que ha ayudado a la mejora de las condiciones de la financiación, según nos explica el comparador financiero HelpMyCash.com.

En este contexto somos muchos los que nos estamos planteando buscar préstamos personales para financiar nuestros proyectos. No obstante, ¿cómo sabemos que estamos escogiendo el crédito adecuado? Los distintos factores que afectan a que una oferta de un crédito sea buena o mala son muy variados y es imprescindible tenerlos todos controlados para asegurarnos de tener el mejor crédito antes de firmar.

Las 3 claves para distinguir los mejores préstamos personales

Lo esencial al buscar financiación, sea cual sea la naturaleza de nuestra necesidad de crédito, es comparar. Aunque nuestro banco de toda la vida pueda ofrecernos la mejor oferta, siempre es importante buscar distintas promociones de financiación para conocer qué tipo de ofertas hay en el mercado. Para poder comparar será importante tener en cuenta los tres factores esenciales que afectarán al coste del crédito:

1. Intereses: los intereses es lo que nos costará que una entidad nos preste dinero. Mientras más bajo sea este porcentaje, menos pagaremos. No obstante, es importante no solo fijarnos en el TIN, una cifra que indica los intereses, sino también en la TAE, el porcentaje que incluye tanto los intereses como otros gastos asociados. Para que un préstamo sea barato deberá tener una TAE inferior a la media actual, que se sitúa en el 8,83 % de acuerdo con los datos del Banco de España.

2. Comisiones: las de formalización (apertura y estudio) serán las que tendremos que pagar al comienzo de la vida del crédito junto con la primera mensualidad y suelen oscilar entre el 1 % y el 3 % sobre el capital solicitado. Además de encarecer la financiación, que un préstamo tenga comisiones significará un mayor esfuerzo económico al principio. Lo mejor es buscar préstamos personales sin comisiones.

Cómo saber si estás contratando el mejor préstamo antes de firmar

3. Vinculaciones: son los productos que las entidades bancarias nos exigirán que contratemos para poder acceder a la financiación que buscamos. Algunas de estas vinculaciones pueden ser gratuitas, como la contratación de una cuenta corriente para que domiciliemos nuestros ingresos, en cuyo caso solo serán más trámites. No obstante, otros productos vinculados, como la contratación de un seguro, sí que tendrán un coste adicional que encarecerá el crédito que contratemos. Lo mejor es acudir a los préstamos sin vinculaciones para evitar tanto los trámites de más como cualquier coste adicional que nos pidan abonar.

En definitiva, para saber que un préstamo es una buena oferta deberá tener una TAE por debajo de la media, no tener comisiones de formalización y no exigir la contratación de ningún producto vinculado para contratarlos. Actualmente hay varias ofertas de financiación que cumplen estas tres características y que nos permitirán conseguir el dinero que buscamos para nuestro proyecto con las mejores condiciones.

Además