Economía

¿Es posible echar a un compañero de piso conflictivo?

¿Es posible echar a un compañero de piso conflictivo?

La convivencia nunca es fácil, y más aún si se comparte vivienda con desconocidos.

Autor: Hogarmania

Cuando se alquila una habitación en un piso en el que se comparten otras estancias de la vivienda, como la cocina, el baño o el salón, debe regir una serie de normas de convivencia para hacer esta lo más fácil y amena posible, siendo incluidas incluso en el propio contrato de arrendamiento.

En este tipo de situaciones, lo habitual es que se firme un contrato de arrendamiento independiente para cada inquilino, en el que conste el uso y disfrute de las zonas comunes de la vivienda.

Cuando la convivencia crea conflictos, la primera medida es siempre intentar solucionar el problema hablando con la persona o personas conflictivas, haciéndoles ver que con su actitud es difícil convivir. Si la situación no cambia, los inquilinos deberán poner en conocimiento del arrendador la situación que se está produciendo, para que sea este quien requiera un cambio a su inquilino. Esto puede hacerlo el propietario a través de un burofax con acuse de recibo y certificado de contenido, en el que se indique que ha recibido quejas de sus compañeros de piso y, si no modera su comportamiento, emprenderá las acciones legales correspondientes.

Legalmente, existen una serie de supuestos que permiten acabar con la relación arrendaticia, tanto para el inquilino como para el propietario. En la situación que nos ocupa, la normativa vigente permite al arrendador finalizar el contrato de alquiler antes del plazo marcado si en la vivienda se producen actividades molestas, insalubres, peligrosas, nocivas o ilícitas.

inquilino2

Con carácter general, el incumplimiento del contrato por cualquiera de las partes dará derecho a la parte que sí cumpla con lo dispuesto en el contrato de alquiler a exigir el cumplimiento de la obligación o a promover la resolución judicial del contrato.

Pero debemos tener en cuenta que, si la resolución no fuera acordada por arrendador y arrendatario, el propietario no podrá recuperar la vivienda, o parte de la vivienda arrendada, salvo que a través de un procedimiento judicial que finalice con una sentencia, le dé la razón y así lo acuerde el juez.

Si te ha quedado alguna duda o necesitas poner tu caso en manos de abogados, por ser lector de Hogarmania, consulte gratuitamente con los abogados de Legálitas en el teléfono 91 558 94 62 o en este enlace.

Asunción Santos, abogada de Legálitas

Además