Economía

Regalos para el calendario de adviento

Regalos para el calendario de adviento

Los calendarios de adviento hechos a mano pueden ser una buena alternativa a los clásicos de chocolate, pero entonces ¿qué metemos?

Un calendario de adviento hecho a mano puede amenizarnos la espera hasta Navidad, tanto para niños como para adultos, y no son difíciles de hacer, pero a menudo nos quedamos sin ideas para los detalles de cada día. Lo mejor es echarle imaginación e intentar adecuar los regalos a la persona que los recibirá, pero si no se te ocurre nada más. Aquí te dejamos unas ideas.

Comida

La comida siempre puede salvarte algún día en el que no sepas que poner, pero hay alternativas mejores que la típica chocolatina. Snacks sanos, vales por una cena, chucherías hechas a mano o incluso zumos o batidos naturales en pequeño formato pueden ser una buena idea para uno o varios días.

Vales

Un vale por un paseo, una película en el cine o un plan especial mejora el día de cualquiera mucho más que cualquier chocolatina. Si la persona a la que se lo vas a regalar tiene algún plan favorito en el que tú no le sueles acompañar, puede ser una buena idea utilizarlo, seguro que le hará especial ilusión.

Juguetes

Si el calendario de adviento es para un niño, una buena opción es la de meter juguetes pequeños. Piezas de Lego o muñequitos de alguna colección pueden usarse para algunos o todos los días del calendario.

Detalles

Detalles pequeños como piezas de bisutería, maquillaje, funkos de su serie o película favorita… hay muchos objetos que pueden ser perfectos para un calendario de adviento.

Escapadas

No tienen por qué ser todos los días ni a sitios muy lejanos. Regalar escapadas puede ser una buena forma de dedicaros más tiempo.

Acciones

Puedes regalar acciones en forma de vale o dibujo. Por ejemplo: masajes, besos, abrazos… Seguro que estos detalles producen una sonrisa a quien los reciba y pueden rellenarte más de un día cuando no te queden ideas.

Échale imaginación

Lo importante de un calendario de adviento es echarle imaginación. No te preocupes si al principio se te hace difícil, pensar 24 detalles no es sencillo, así que piensa en los gustos y aficiones de la persona a la que se lo vas a regalar e intenta que tus regalos se amolden a estos.

Además