Economía

Inmobiliarias tradicionales vs. online, ¿con quién vendo mi piso?

Inmobiliarias tradicionales vs. online, ¿con quién vendo mi piso?

El comparador HelpMyCash.com nos explica en qué casos nos interesa apostar por las agencias de nuestro barrio o por las online para vender nuestro piso al mejor precio y con total seguridad.

Autor: Hogarmania

Desde qué precio ponerle hasta cuánto tiempo tardaremos en encontrarle nuevo dueño, las preguntas que se nos plantean en el momento de poner a la venta nuestro piso son muchas. Pero la primera es, sin duda, una de las que pueden hacer que este camino sea más o menos tranquilo: ¿nos atrevemos a venderlo sin ayuda o preferimos apostar por los servicios de un profesional? Si no tenemos tiempo o no sabemos por dónde empezar, acudir a una inmobiliaria puede sernos de gran ayuda. Ahora bien, ¿nos interesa una de nuestro barrio o una online? Desde el comparador HelpMyCash.com nos explican en qué casos nos interesará una más que otra.

La venta sin preocupaciones, incluso para pisos heredados

Es un error pensar que vender un piso es tan sencillo como colgar un anuncio. De hecho, a lo largo del proceso no solo deberemos crear buenos reclamos, sino que tendremos que gestionar visitas, negociar con posibles interesados, recopilar la documentación oportuna en cada momento… En definitiva, requiere bastante tiempo. Por este motivo, las agencias inmobiliarias siguen estando presentes en todos los barrios de la ciudad.

Si no queremos preocuparnos de nada, la inmobiliaria tradicional será la vía más adecuada para nosotros. Ellos se encargarán de pedirnos la documentación reglamentaria en cada fase, agendarán las visitas e incluso las harán sin tener que estar nosotros pendientes. Además, será nuestro agente el que lleve la negociación de venta, evitando encararnos con posibles compradores.

Por otro lado, será la mejor opción si tenemos una situación particular que pueda demorar la venta. Un ejemplo de esto son los pisos heredados por más de un beneficiario o la vivienda de un matrimonio en vías de divorcio.

Eso sí, debemos tener en cuenta que sus honorarios serán un porcentaje sobre el precio de venta del inmueble, con lo que puede ser un buen pellizco. ¿Lo vale? Si no queremos invertir nuestro tiempo libre en esta tarea, sí.

Inmobiliaria tradicional

Vendedores que lo quieren tener todo bajo control

Al igual que existen consumidores que no quieren formar parte del proceso de venta, otros preferimos saber cómo avanza. Una inmobiliaria tradicional no siempre nos permitirá formar parte de una forma activa, ya que cuentan con sus propios procesos. Por ello, si queremos llevar las riendas, pero no nos atrevemos a gestionar el 100% de la transacción solos, las inmobiliarias online son la respuesta.

Las proptech funcionan de una forma semejante a las agencias de toda la vida. Pese a no tenerlas a pie de calle, tendremos a un profesional encargado de nuestro caso que nos podrá asesorar. Además, cumplirán con el procedimiento habitual: nos tasarán el piso, publicarán el anuncio de nuestra vivienda en los portales más importantes... Sin embargo, nos darán la opción de asumir algunas responsabilidades, como hacer nosotros mismos las visitas o gestionar el acuerdo de compraventa.

Gracias a esta flexibilidad, las inmobiliarias online nos permiten contratar (o no) paquetes de servicios concretos: visitas, negociación, documentación… De modo que solo pagaremos por aquellos que realmente vayamos a necesitar. Como consecuencia, sus servicios pueden ser mucho más baratos que los de una compañía tradicional. De hecho, a día de hoy se puede vender un piso por 1.000 euros en Housell, una de las proptech más conocidas.

Inmobiliaria online

¿Cómo elijo lo mejor en mi caso?

A grandes rasgos, podemos decir que las tradicionales pueden ser más caras que las online. Sin embargo, las proptech nos exigen invertir nuestro tiempo libre en la gestión, algo que debemos sopesar si nos compensa.

En cualquier caso, en el mercado de las inmobiliarias no hay buenos ni malos, todo dependerá de con qué tipo de gestión nos sintamos más cómodos y de la profesionalidad y veteranía del agente que nos asignen. Por este motivo, si no lo tenemos claro, lo mejor es acudir a ambas a pedir información y preguntar todo aquello que nos genere dudas.

Para comparar, lo mejor es intentar esclarecer cuatro puntos básicos: primero, los servicios que nos ofrece cada compañía; segundo, el precio de los servicios, y, tercero, si trabaja con exclusividad. Adicionalmente, los expertos de HelpMyCash.com señalan que no debemos perder la oportunidad de ver cómo trabajan estas empresas. Para ello basta con entrar en los portales inmobiliarios y buscar qué tipo de inmuebles tienen en su cartera a día de hoy, por cuánto los están vendiendo y cómo hacen los anuncios.

Con toda esta información y un poco de picardía, podremos dar con la mejor agencia inmobiliaria para vender nuestro piso al mejor precio.

Tags relacionados hogar economía

Además