Economía

¿Me puedo negar a pagar la tasa COVID?

¿Me puedo negar a pagar la tasa COVID?

Muchos negocios han implantado en las facturas un suplemento o extra por los gastos en medidas de seguridad contra el Covid. Pero, ¿es posible negarse a pagarlo?

Si habéis ido al dentista, a la peluquería o algún otro negocio en el que el precio de la factura era mayor al que se cobraba anteriormente, es por una sencilla razón. El plan de desescalada y la progresiva transformación hacia la “nueva normalidad” trae consecuencias en muchos de los negocios ya que se ven obligados a mantener un aforo reducido en sus locales. Además, tienen un gasto extra con los epis de protección, tales como mascarillas, guantes, geles hidroalcohólicos u otros materiales desechables.

Por esa razón, decidieron agregar un importe añadido en el recibo de sus servicios. Este extra, denominado Tasa o Suplemento Covid, tiene como objetivo recuperar las pérdidas y garantizar al negocio que éste sea rentable a pesar de los gastos en medidas de seguridad.

Tasa Covid

No obstante, aunque el precio de venta al público es libre, es importante que los dueños de los establecimientos se aseguren de que los clientes estén informados previamente de las subidas de precios, es decir, añadirlo en la lista de precios, por ejemplo. Si está especificado y el cliente se niega a pagar el importe, habría que recabar todos los datos posibles para poder hacer una reclamación a través del requerimiento del pago de la deuda.

Cuánto pueden cobrar por el suplemento COVID

Aunque esta tasa sea legal, debe tener un precio razonable y acorde con lo que nos proporcionen en el establecimiento. Es decir, el empresario tiene que demostrar que el importe del extra es proporcional a los gastos extra en los que ha incurrido.

Si pensamos que la cantidad extraordinaria a pagar es desproporcionada, se puede reclamar a las autoridades de consumo correspondientes. Pero es recomendable estar siempre informados de antemano y evitar dichos servicios si no estamos de acuerdo.

Tasa Covid

También hay que dejar claro que esta tasa es opcional, es decir, igual que los gastos se pueden repartir entre el establecimiento y los clientes, también puede asumir la responsabilidad el propio empresario haciendo frente a los costes adicionales.

Además