Economía

5 razones para revisar siempre los e-mails del banco

5 razones para revisar siempre los e-mails del banco

Si no queremos que nuestra cuenta acabe bloqueada ni pagar comisiones, deberíamos leer los e-mails de nuestro banco, afirman los expertos del comparador financiero HelpMyCash.com.

Comercios online, buscadores de viajes, plataformas de streaming, gimnasios… Podemos recibir más de una docena de e-mails publicitarios cada día, de ahí que muchos acaben olvidados, incluidos aquellos que sí deberíamos leer como los de nuestro banco.

Durante los últimos años, la banca ha sustituido el correo postal por el electrónico y usa este canal no solo para hacer llegar su publicidad al cliente, sino también para enviar mensajes importantes que deberíamos leer si no queremos acabar con la cuenta bloqueada o pagando comisiones que antes no nos cobraban, explican fuentes del comparador de productos financieros HelpMyCash.com.

5 razones por las que revisar los e-mails de tu banco

1.- Bloqueo de cuenta inminente

Si no nos ha pasado nunca a nosotros, es probable que conozcamos a alguien a quien le hayan bloqueado su cuenta. Y si no hemos tenido el placer, Internet está repleto de testimonios que han sufrido esta molestia. La realidad es que los bancos pueden bloquear una cuenta corriente si existe una causa justificada para ello.

En estos casos, lo más habitual es que el banco se acoja a la normativa de prevención del blanqueo de capitales que, según el Banco de España, “exige a los bancos solicitar la documentación que considere necesaria para la identificación y el seguimiento del titular de la cuenta y de sus operaciones” y añade que “si el titular no atiende la petición, el bloqueo de la cuenta se considera justificado”.

Es habitual, por ejemplo, que los bancos se pongan en contacto con sus clientes para solicitarles que actualicen su DNI cuando este ha caducado o para que les envíen cierta documentación cuando realizan una operación poco habitual, como recibir una transferencia del extranjero.

Algunos bancos lo ponen fácil y permiten actualizar el DNI a través de su app o remitir la documentación oportuna por correo electrónico, señalan fuentes de HelpMyCash, pero en ocasiones hace falta ir a la sucursal. Esta notificación puede llevarse a cabo por e-mail y si no la vemos a tiempo y aportamos al banco la documentación oportuna, nuestra cuenta corriente puede acabar bloqueada.

5 razones por las que revisar los e-mails de tu banco

2.- Nuevas comisiones a la vista

El correo electrónico o el buzón virtual de la banca online de la entidad suelen ser los canales que usan los bancos para notificar a sus clientes el aumento de comisiones o el endurecimiento de las condiciones de vinculación para no pagarlas.

Suelen avisar con dos meses de antelación (la normativa actual lo exige), pero el cliente no siempre se entera a tiempo. Durante ese plazo, el titular de la cuenta puede rescindir el contrato sin penalización si no acepta las nuevas condiciones; el problema es que si no lee el mensaje, llegará la fecha en la que la entidad le cobrará, por sorpresa, sus nuevas tarifas.

Unas comisiones que podrían haberse evitado, probablemente, cambiando de cuenta dentro de la propia entidad, ajustándose a la nueva política de vinculación o, directamente, cambiando de banco antes de que se activase la nueva política comercial, afirman desde HelpMyCash.

5 razones por las que revisar los e-mails de tu banco

3- La rentabilidad de tu cuenta de ahorro baja

La banca no solo avisa del cambio de sus tarifas por e-mail, sino que también suele notificar los cambios de rentabilidad de sus productos de ahorro por este medio. Como en el caso de las comisiones, también debe hacerlo con cierta antelación, tiempo durante el cual podremos valorar si nos interesa mantener nuestra relación con el banco o cerrar la cuenta de ahorro.

4- Tu tarjeta se ha usado para realizar un movimiento sospechoso

Algunas entidades usan el correo electrónico para avisar a sus clientes cuando detectan movimientos sospechosos con la tarjeta de débito o de crédito. Un caso típico es recibir un e-mail del banco cuando estamos de vacaciones y usamos nuestra tarjeta a miles de quilómetros de nuestro lugar de residencia.

Este tipo de e-mails pueden ayudarnos a detectar movimientos fraudulentos hechos con nuestra tarjeta, aunque lo cierto es que hoy en día la inmediatez de las notificaciones push de las app les ha restado valor. Algunos bancos permiten configurar las alertas de sus apps para que envíen una notificación cada vez que se usa la tarjeta, de manera que si de repente detectamos un cargo que no hemos hecho nosotros, podamos bloquearla.

5 razones por las que revisar los e-mails de tu banco

5- Promociones nuevas a la vista

Sorteos, descuentos en comercios, devolución de una parte de las compras, regalos por domiciliar la nómina… Si no revisamos los e-mails de nuestro banco, podríamos perder oportunidades interesantes de ahorrar o, incluso, de ganar dinero. Además, la banca suele avisar del lanzamiento de nuevos productos o servicios que quizá nos puedan interesar por correo electrónico.

5 razones por las que revisar los e-mails de tu banco

Cuidado con los ‘e-mails’ fraudulentos

No todos los e-mails bancarios son lo que parecen. El phishing (mensajes que suplantan a una institución legítima como, por ejemplo, un banco) está a la orden del día. Los ciberdelincuentes usan el correo electrónico para llegar a sus víctimas con el objetivo de robarles datos sensibles como la numeración de sus tarjetas o los códigos para operar a través de su banca online.

Antes de hacer clic sobre cualquier enlace que incorpore un correo electrónico, debemos verificar que realmente es un e-mail legítimo y no un ataque de phishing. Para ello, podemos comprobar que el remitente usa un dominio de correo electrónico corporativo y no uno gratuito como pueda ser Gmail.

Debemos verificar, también, que sigue el diseño corporativo del banco y que el mensaje está escrito correctamente. Además, tenemos que analizar el contenido: si se trata de un mensaje alarmista e inesperado, probablemente sea un caso de phishing. Al fin y al cabo, los cibercriminales juegan con las emociones del cliente para que caigan en su trampa.

Desde HelpMyCash recuerdan que antes de acceder al enlace que suelen incluir estos e-mails, podemos situar el cursor encima para verificar que realmente apunta a la web del banco y no a otra que simula ser la de la entidad. Por último, no debemos olvidar que nuestro banco nunca nos pedirá por e-mail que compartamos los datos de nuestra tarjeta ni los códigos de acceso a la banca online.

5 razones por las que revisar los e-mails de tu banco

Además