Ambiente

Cómo utilizar las velas en casa en otoño-invierno

Cómo utilizar las velas en casa en otoño-invierno

Autor:

La luz es el elemento decorativo más importante en una casa, de hecho, es la luz la que hace que el resto de los elementos comunique lo que queremos.

Entre todas las luces, la de vela es la que tiene el carácter más evocador de todas, crea ambiente al instante y envuelve de una forma mágica a los objetos, consiguiendo una atmósfera acogedora y agradable. ¿Quieres saber cómo ambientar la casa con velas durante las estaciones frías del año? Te lo contamos en este post.

Aunque asociamos las velas a ocasiones especiales, como cenas románticas, Navidad, cumpleaños…de todos estos momentos, es en otoño y en invierno cuando internamente más valoramos esas pequeñas luces de recogimiento y ambientación.

Una casa ambientada con velas aporta una profunda sensación de hogar. En el mercado encontrarás tiendas especializadas o de decoración donde adquirir velas de distintas formas y de calidad, sin embargo, hacerlas en casa tiene ese toque artesano y único que seguro disfrutarás.

Hacer velas en casa es muy sencillo. Sólo necesitarás una serie de utensilios básicos: dos cazos para hacer un baño María, uno más grande que el otro y el pequeño profundo; un termómetro para cera; un delantal; cera de abeja o parafina sólida y mechas de algodón trenzadas. Además, también puedes decorar la cera con tintes, oleos o pigmentos, flores, hojas prensadas, piel de cítricos, etc… y perfumarlas con esencias naturales.

Pero ¿cómo hacer las velas en casa? Hay dos formas de fabricarlas, una es en moldes y la otra por inmersión.

En molde suelen ser velas bajas y pequeñas, solo hay que tener la precaución de aceitar bien el molde para desmoldar la vela con facilidad.

Por inmersión es más entretenido, pero también más gratificante porque observas el proceso y las cualidades de la cera y su agradable olor a miel en la casa. Las velas se hacen de dos en dos y se comienza por sumergir la mecha en la cera y dejar secar, y así sucesivamente hasta que hayamos puesto todas las capas que queramos. Para su secado, necesitarás una barra para ir colgándolas a medida que vayas sumergiéndolas en la cera. Se trata de un bonito taller que puedes hacer en casa también si tienes niños.

Las velas hechas en casa pueden ser un bonito regalo para Navidad o para ocasiones especiales, ya que con ello transmitirás a la otra persona tus deseos de que encuentre la luz allá donde vaya.

Cómo utilizar las velas en casa en otoño-invierno

Las hagas o las compres, las velas te servirán para recrear en tu casa el mejor momento en ese spa que es el baño, un día frío con velas sutilmente perfumadas.

La entrada también es un bonito espacio donde ponerlas, sobre todo cuando te dispones a recibir invitados en casa o simplemente por el placer de ver la atmósfera que se crea cuando tienes una vela encendida en lugar de dar la luz eléctrica. Si tienes hijos, observarás que cuando entran bajan la voz y se vuelven más tiernos. Del mismo modo, leer el cuento a los niños pequeños con luz de vela les dispone de manera especial para el sueño, en estos momentos elige velas de cera sin perfumar.

También son una forma delicada de vestir la mesa en una cena o comida, en este caso, ten la precaución de que sean sin perfume para que no altere la degustación de comida o vinos.