Ambiente

5 consejos para refrescar la casa en verano

5 consejos para refrescar la casa en verano

Tips para evitar que el calor entre en tu casa estas vacaciones.

Autor: Hogarmania

Uno de los factores más importantes para estar a gusto en casa es la temperatura. En verano, si la casa acumula demasiado calor se hace incómodo poder descansar o realizar cualquier tarea en ella. Si, aunque tengas aire acondicionado, te gustaría saber cómo mantener la casa fresca de manera natural, aquí tienes 5 consejos para refrescar la casa. Te lo cuenta The Home Academy, la primera Escuela especializada en organización y disfrute del hogar.

1.- Viste la casa con tejidos de verano

Antes de que llegue el calor intenso, lo idóneo es que hayas retirado cortinas de invierno y alfombras. Lo adecuado es lavar las cortinas y limpiar las alfombras para guardarlas correctamente hasta el otoño. En verano, convendrá que los suelos de la casa estén desnudos y las ventanas, a falta de estores, cubiertas por visillos de un tejido liviano de color blanco o tonos claros. Este sencillo cambio hará que la casa aporte mayor sensación de frescor.

Durante el verano, lava y guarda las alfombras, y cubre las ventanas con estores o visillos en tonos claros.

2.- Ventila con aire cruzado a primera hora de la mañana:

Es recomendable ventilar la casa entre las 7 y las 8 de la mañana, que suelen ser las horas más frescas del día. La forma ideal de ventilar es con la técnica de aire cruzado, creando corrientes de aire abriendo ventanas y puertas que estén en frente unas de las otras. Si lo haces así, pon topes para evitar que las ventanas o puertas se cierren de golpe.

Después de ventilar, deja las ventanas ligeramente abiertas durante las horas de más calor, así como cerradas las persianas, visillos o cortinas, de esa forma el calor entrará en menor medida. Si cuentas con toldos para las ventanas, déjalos bajados durante el día. Por otro lado, no olvides que el aire caliente sube y el aire frío baja, por lo que si tu casa es de varias plantas intenta mantener fría la planta de arriba. Recuerda también que si dejas las ventanas abiertas por la noche es aconsejable que estén cubiertas por mosquiteras o por visillos para evitar que entren mosquitos.

Ventilar la casa entre las 7 y las 8 de la mañana, ya que son las horas más frescas del día.

3.- Refresca los suelos:

Para obtener esa sensación de frescor, si tus suelos son cerámicos, friega por la mañana con agua fría los suelos de terrazas, balcones y habitaciones, comprobarás que es un método muy eficaz de bajar la temperatura.

Friega por la mañana con agua fría los suelos de las terrazas y habitaciones para refrescarlos.

4.- Cocina sólo por la mañana:

El momento idóneo para cocinar en verano es sin duda la mañana. Si además evitas utilizar el horno y el fuego contribuirás a no aumentar la temperatura de la casa. Intenta cocinar platos fríos como ensaladas, cremas frías y otras recetas que puedas conservar en la nevera una vez elaboradas.

Si prefieres cocinar con fuego, haz recetas que puedan tomarse al medio día o por la noche a temperatura ambiente, como pistos, tortillas de patata, escabeches de ave o pescado, fiambres de carne asada… También puedes dejar preparado el postre como macedonias de frutas de temporada, helados o polos de zumos naturales que te aporte frescor al tomarlos.

Opta por preparar recetas refrescantes como zumos naturales de frutas o ensaladas fresquitas para las altas temperaturas.

5.- Enfría la cama para conciliar el sueño:

El dormitorio es un lugar esencial y necesario para el descanso. Si el calor no te deja dormir, usa el truco de enfriar la cama envolviendo una botella de agua helada en una toalla o utilizando la bolsa de agua caliente rellena de agua helada o hielo picado. Ponlo en la cama para que vaya enfriando las almohadas y el colchón antes de ir a dormir.

Antes de irte a dormir, puedes refrescar la cama con una bolsa de agua helada o una botella fría.

Además