Cocinas y baños

Cómo limpiar los utensilios o electrodomésticos de cocina que no pueden meterse al lavavajillas

Cómo limpiar los utensilios o electrodomésticos de cocina que no pueden meterse al lavavajillas

La batidora, los coladores o el microondas son algunos de los útiles de cocina que no podemos lavar en el lavavajillas, por eso os enseñamos algunos trucos para limpiarlos.

El uso del lavavajillas está tan extendido en nuestra vida cotidiana que a menudo nos cuesta limpiar utensilios que no deben o no pueden meterse en este electrodoméstico.

Batidora

Es cierto que la parte de las cuchillas de la batidora puede meterse al lavavajillas, pero debido a sus dimensiones y a los recovecos existentes entre las cuchillas, es probable que no salga completamente limpia. Para asegurarnos su correcta limpieza, basta con llenar un recipiente con jabón y agua y “batir” la mezcla.

Coladores

En este caso también pueden meterse en el lavavajillas, pero el resultado no siempre es perfecto. Sin embargo, si introducimos los coladores en un recipiente con agua y jabón (siempre boca abajo) conseguiremos que la suciedad se quite de forma más fácil y efectiva.

Tablas y cubiertos de madera

Estos utensilios no son aptos para el lavavajillas, ya que las altas temperaturas y el jabón pueden retirar los aceites que los recubren y agrietarlos. Por otro lado, la humedad y el calor forman un entorno perfecto para que las bacterias y el moho proliferen en este material, por lo que es aconsejable lavarlos y secarlos a mano.

Tostadora

La tostadora, como cualquier otro electrodoméstico, necesita una limpieza regular, para hacerlo es necesario quitar las migas que se hayan quedado en su interior, limpiar el exterior con una bayeta y hacer una limpieza en profundidad con un cepillo de dientes una vez al mes.

Tapa de la olla exprés

La tapa de la olla exprés, así como cualquier otro utensilio que tenga goma, no puede lavarse en el lavavajillas, ya que el calor puede llegar a deformar la goma y hacer que pierda efectividad. Si la tapa está muy sucia, lo mejor es dejarla a remojo con jabón durante un rato y después lavarla a mano con un estropajo suave.

Ollas con suciedad incrustada

Las ollas que tengan suciedad muy incrustada o cuyos fondos se hayan quemado en un descuido, no saldrán perfectamente limpias del lavavajillas, por lo que es aconsejable ponerlas a fuego lento con una mezcla de agua y detergente o lejía. Tras unos minutos hirviendo la suciedad podrá retirarse con un estropajo suave y sin necesidad de frotar.

Además