Orden

5 consejos para hacer la mochila de campamento

Si tus hijos van de campamento este año tendrás que planificar todos los preparativos para no dejar nada a la improvisación. Organizar la maleta o mochila de campamento será una de las cosas más importantes que habrá que hacer. Si los niños tienen más de 6 años será un bonito aprendizaje para ellos que les animes a que participen en la preparación de su equipaje. Para ponerlo más fácil, The Home Academy te ofrece 5 sencillos consejos para hacer la mochila de campamento, ¿nos acompañas?

CONSEJO 1: Haz una primera y segunda lista en función del espacio de la mochila.

Para decidir qué se guardará en la mochila, haz una lista con las prendas y útiles que sería deseable que tu hijo llevara. Después, reduce esta lista un 25% sólo con la ropa y utensilios imprescindibles, teniendo siempre como referencia objetiva el espacio real con que se cuenta para guardar el equipaje. Para facilitar la confección de esta lista, te recomendamos que anotes por categorías todo lo que llevará tu hijo: ropa (camisetas, pantalones cortos, pijama, bañador, gorra…), calzado (zapatillas, chanclas), productos de aseo, otros objetos (linterna, cámara de fotos…) Si tu hijo va a llevar saco de dormir, intenta colocarlo en el fondo de la mochila o maleta bien doblado para que ocupe lo mínimo posible.

CONSEJO 2: Guarda las prendas de ropa por categorías.

Esto significa que cada tipo de prenda deberá ir junta: ropa interior, calcetines, pantalones, camisetas… Para que ocupe poco espacio, dóblalas de forma que hagas piezas pequeñas con cada una de ellas en forma cuadrada o rectangular. Piensa que su mochila será su armario durante esos días y todo tendrá que estar colocado de forma que pueda encontrarse y guardarse con facilidad y un orden.

5 Consejos para hacer la mochila de campamento

CONSEJO 3: Procura colocar las prendas pequeñas siempre en el mismo lugar.

Prendas como calcetines o ropa interior son muy fáciles de extraviarse dentro del propio equipaje. Para facilitar que se mantengan juntas y su localización sea ágil, es recomendable guardarlas por categorías en bolsas de plástico transparente dentro de la mochila.

CONSEJO 4: Guarda los útiles y productos de aseo en un neceser pequeño.

Para ello, consigue formatos reducidos de gel, champú, champú antipiojos, desodorante; cepillo y pasta de dientes; peine, protección solar, etc… de este modo lograrás sacar mayor partido al espacio de la mochila.

CONSEJO 5: Añade bolsas de tela para guardar la ropa sucia.

De este modo se podrá ir guardando ellas las prendas sin necesidad de que se generen malos olores dentro de la mochila. Además te resultará más fácil deshacer la mochila y organizarte mejor a la vuelta de las vacaciones.

Además