PARTNERS Volvone

Orden

Orden

Aprende a ordenar y organizar tu hogar con los consejos de limpieza de Hogarmania. 
Planificar los mens familiares

Planificar los menús familiares

La planificación ahorra dinero porque evita visitas de última hora al supermercado. También nos ahorra tiempo. Y lo más importante, la programación de un menú semanal (o mensual) preserva el recurso más valioso de la casa: la energía. Para conseguirlo vamos a seguir unas pautas muy sencillas.

El cuaderno de la casa

El cuaderno de la casa

Los hogares organizados necesitan un organigrama y también el cuaderno de la casa, que debe contener calendarios, programas, listas de tareas e información de todo tipo. Este cuaderno es el centro de mando para la familia, el lugar al que acudir cuando necesitas saber algo.

El hbito en las tareas domsticas

El hábito en las tareas domésticas

Para crear el hábito se necesita un pequeño esfuerzo, pero a la larga nos traerá buenos resultados. Lo principal es que alcance velocidad, adquiera energía y crezca. Una vez creado, el hábito gana en fuerza y efecto con cada repetición y proporciona energía y fuerza interior sin que siquiera tengamos que pensar en él.

El orden perfecto no existe

El orden perfecto no existe

El orden perfecto no existe pero sí que se pueden utilizar pequeños trucos como el de las "áreas limitadas" para acercarnos a él. Te lo contamos.

El desorden de los dems

El desorden de los demás

El desorden de los demás puede ser hereditario, un problema familiar. Por lo tanto, aunque nosotros seamos unos excelentes "ordenadores" y tengamos nuestro hogar impecable, tendremos que inculcar esta actitud y modo de vida a los demás.

Qu no vuelva el desorden!

¡Qué no vuelva el desorden!

Después de deshacernos del desorden reinante en nuestro hogar es muy importante que no vuelva, por lo que vamos a aprender una serie de "estrategias" para controlarlo y que no intente invadir de nuevo nuestras casas.

Qu necesitas para archivar

Qué necesitas para archivar

La gestión eficaz del papeleo es tan fácil como contar hasta tres. Aunque antes de empezar, primero hay que crear un archivo doméstico. Pero, ¿para qué sirve?