Ropa y tejidos

Lavar la ropa del bebé

Lavar la ropa del bebé requiere unos cuidados específicos, sobre todo en los primeros meses. A continuación, te damos varios consejos para lavar la ropa del bebé.

La piel de los recién nacidos es mucho más delicada y sensible por lo que debemos tener especial cuidado a la hora de lavar sus ropitas.

Al igual que para su piel utilizamos geles especiales, alejados de sustancias sintéticas o perfumes artificiales, también debemos hacernos con un producto que sea potente con las manchas pero delicado con los tejidos.

Lavar por separado

La ropa del bebé se recomienda lavar por separado durante los primeros seis meses, pero no solo la ropita del bebé, sino también su ropa de cama, toallas... Es recomendable utilizar un programa para ropa delicada o lana, a 40º y, muy importante, no utilizar suavizantes o aditivos.

El producto que hemos escogido está compuesto de percarbonato sódico y sales, lo que hace que al reacciona le convierte en un potente blanqueante. Elimina las manchas amarillas tan difíciles de quitar cuidando los tejidos y dejándolos suaves y esponjosos.

Otro truco para lavar la ropa de bebé

Si lo que queremos es lavar nuestras prendas a mano lo único que tenemos que hacer es poner un poco de agua caliente en un balde, echarle detergente y una cucharada del mismo producto que hemos seleccionado anteriormente.

El siguiente paso que debemos dar será dejar las prendas a remojo unos minutos. Y es que el percarbonato sódico, al entrar en contacto con agua, desprende oxígeno, que se infiltra en los tejidos eliminando las manchas y consiguiendo la máxima blancura. ¡El resultado te sorprenderá!

Ir adaptando poco a poco la colada

Una vez que el bebé comienza a gatear se puede ir adaptando la cola y unificarla con la de la familia. En este caso, iremos probando las prendas de una en una y viendo la reacción que tienen con los niños en la piel.

Ropa de bebé mientras gatea

Sobre tender y planchar

Sobre cómo tender la ropa no hay una opción clara. Hay quien prefiere tenderla al sol y quien cree que tenderla al aire es un error. En principio, todo depende de dónde vivamos, los vecinos, la contaminación... Si queremos tender la ropa dentro de casa, lo mejor es dejarla secar sobre una toalla que absorba la humedad.

Respecto al planchado, como norma general, no tendremos que planchar la ropa del bebé y en caso que sea necesario evitaremos utilizar temperaturas muy altas.

Además