Especiales

Cómo lavar tus prendas de seda

Cómo lavar tus prendas de seda

Autor:

Las prendas de seda son muy delicadas, por eso te damos las claves para lavarlas con el máximo cuidado.

A la hora de lavar prendas de seda se debe tener especial cuidado, puesto que son muy delicadas. Es recomendable lavar las prendas a mano, con un detergente para prendas delicadas.

Estos son los pasos a seguir:

- Prepara un recipiente con agua fría. Ten en cuenta el volumen de la prenda al escoger el recipiente y ponerle la cantidad de agua adecuada: ¡no es lo mismo un chal que una camisa!

- Incorpórale la dosis adecuada de detergente. Para ello sigue siempre la tabla de dosificación: no utilices más detergente que el indicado, ya que no se disolverá correctamente y será más difícil aclararla. Es muy importante que esté bien disuelto antes de introducir la prenda

- Deja la prenda en remojo durante unos minutos, moviéndola de vez en cuando para que el detergente actúe.

- Después, aclara la prenda con agua fría y escurre el exceso de agua sin retorcer la prenda.

- Si tiene alguna mancha, frota con mucho cuidado bajo el agua enjabonada y aclara con agua. De esta forma, además de aclarar, la seda quedará suave y brillante. Por último aclara una vez más con agua fría.

Si quieres lavar tus prendas de seda en la lavadora, asegúrate primero que en la etiqueta no dice lo contrario. En el caso de que se puedan meter en la lavadora, dales la vuelta y mézclalas solo con otras prendas delicadas que no tengan abalorios o accesorios que puedan rasgar las fibras.

Escoge un detergente para prendas delicadas a máquina que cuide y proteja tus prendas. Usa un programa para prendas delicadas, en agua fría y con centrifugado suave para evitar que se estropeen.

Para secar las prendas de seda extiende la prenda sobre una toalla y enróllala para que absorba la humedad: de esta forma, la seda no se deformará por el peso del agua. Si ves que no se seca, puedes cambiar la toalla por otra limpia y seca.

A la hora de planchar es conveniente hacerlo con la ropa del revés, la temperatura de la plancha al mínimo y sin vapor.

¡Sigue todos estos consejos y tus prendas de seda se mantendrán impecables!