Ropa y tejidos

¿Cada cuánto deberías cambiar las sábanas?

¿Cada cuánto deberías cambiar las sábanas?

Para dormir bien es importante mantener la higiene de nuestra ropa de cama, ¿sabes con qué frecuencia hay que cambiar las sábanas?

La ropa de cama es una superficie sobre la que pasamos una media de 8 horas diarias, por lo que es importante mantener una correcta higiene. Ácaros, células muertas y bacterias son solo algunos de los residuos que se acumulan en nuestras sábanas al utilizarlas diariamente, lo que afecta a nuestra salud e incluso a nuestra piel y melena si no se cambian con asiduidad.

Por otro lado, la limpieza continuada a una temperatura alta (30 grados es lo recomendable para estos tejidos) hará que nuestra ropa de cama se desgaste y envejezca prematuramente. Por esta razón, la mejor opción será cambiar las sábanas una vez a la semana.

En cualquier caso, dependerá de la persona aumentar ligeramente (no se recomienda superar los 12 días en ningún caso) o disminuir la frecuencia. Ya que hay personas que ensucian las sábanas más que otras.

El pijama afecta a la frecuencia

También dependerá de la estación en la que nos encontremos, puesto que en verano utilizamos pijamas más frescos y con los que nuestra piel entra en contacto directamente con la ropa de cama.

La frecuencia aumentará también en el caso de dormir desnudo, sudar mucho o estar enfermo. En estos casos habría que cambiarlas dos o incluso tres veces a la semana para mantener su correcta higiene.

¿Y la funda de la almohada?

En cuanto a la funda de la almohada, se recomienda cambiarla cada dos días según la gurú de limpieza Shannon Lush, ya que es una parte que está en continuo contacto con la piel de nuestra cara, que es además la más delicada.

Una funda de almohada sucia puede ocasionar la aparición de espinillas en nuestro rostro e incluso puede hacer que se ensucie nuestro pelo durante la noche.

Por último, será recomendable lavar la almohada y el edredón una vez al mes para que no acumulen ácaros que pueden irritar nuestra piel o incrementar alergias.

Además