Hogarmania.com
Hogarmania.com
PARTNERS Volvone

Ropa y tejidos

Cómo lavar lana y evitar la aparición de bolitas


Con el paso de tiempo, la ropa de lana, en su mayoría abrigos, jerséis o vestidos, tiende a generar pequeñas bolitas que envejecen visualmente las prendas. Por ello, te enseñamos a lavar ropa de lana y cómo evitar la aparición de estas bolitas.

La lana es un tipo de tejido que retiene muy bien el calor y por eso es uno de los más usados para elaborar prendas de abrigo: jerséis, bufandas, trajes, mantas o chalecos.

Sin embargo, con el paso del tiempo, en la lana acostumbran a formarse unas bolas, también conocidas con el término frisado. ¿El motivo? El roce con otras prendas o con objetos como botones, cremalleras o collares. Por eso es muy importante lavarla y cuidarla de la forma adecuada.

Lavar ropa de lana a mano

Para prendas de lana finas como pueden ser los jerséis, es recomendable el lavado a mano y en agua fría (máximo 30ºC). Sigue estos pasos.

  • 1. En un barreño vierte abundante agua fría.
  • 2. Vierte un un detergente a mano para prendas delicadas que evite el encogimiento y cuide las fibras. Evita el uso de jabones tradicionales porque pueden estropear el tejido y desgastarlo.
  • 3. Introduce la prenda. No frotes con fuerza, puesto que estarás generando el temido frisado. Si la prenda tiene manchas, frota con un cepillo sobre la mancha con mucha delicadeza.
  • 4. Escurre la prenda sin retorcerla. Sécala en una percha o con pinzas.

Lavar lana en lavadora

Si optas por lavar tus prendas de lana a maquina, también te damos una guía sobre cómo hacerlo. El textil de hogar de este material, como mantas o ropa de cama, se puede lavar en la lavadora. Sigue estos pasos:

  • 1. Selecciona la ropa o textil a lavar. Procura que todas las prendas sean del mismo material.
  • 2. Utiliza un programa corto y como máximo a 30 grados.
  • 3. Utiliza un detergente a máquina para prendas delicadas que mantenga la forma y la suavidad propia de la lana.

Si tu lavadora cuenta con un programa especial para prendas delicadas, ¡utilízalo! Recuerda lavar las prendas de lana siempre con agua fría. El agua caliente hace que encojan, las deforma o, incluso, las puede desteñir.

No utilices suavizante bajo ningún criterio. No es necesario hacerlo y solo estropearía tu ropa. Te recomendamos sustituir el suavizante por un 1/4 de taza de vinagre en cada lavado. Es un truco casero muy eficaz.

Cómo secar la ropa de lana

A la hora de secar las prendas de lana, ¡no utilices secadora! Envuélvelas en una toalla para que absorba el agua que aún puede tener la prenda y déjalas sobre una superficie plana.

Recuerda, no la pongas bajo el sol si no quieres que este se coma el color y dañe las fibras. Si necesitas planchar la prenda, aunque muchas de ellas no lo requieren, hazlo a baja temperatura (110ºC) y con la prenda ligeramente húmeda. Esa humedad facilitará el proceso de planchado.

Para guardar la ropa de lana durante largos períodos, asegúrate de que está perfectamente limpia y seca. Si está un poco húmeda o se guarda en un sitio húmedo, puede generar moho, y dañar la prenda.

Por último, evita guardarlas con otros objetos o prendas que pueda rozar el tejido y propiciar la aparición de bolitas. ¡Sigue estos consejos y mantén impecables tus prendas de lana!

Si te ha gustado este artículo, no pierdas detalle de estos 5 trucos infalibles para limpiar los pelos de tus mascotas de los muebles y la ropa.

Tags relacionados ropa y tejidos limpiar ropa