Seguridad

Mejor prevenir que curar: las medidas de seguridad para hacer de tu ‘smartphone’ una tarjeta

Mejor prevenir que curar: las medidas de seguridad para hacer de tu ‘smartphone’ una tarjeta

El comparador bancario HelpMyCash.com nos cuenta cuáles son las medidas de seguridad asociadas a los pagos con el móvil.

Autor: Hogarmania

A pesar de que fueron muchos los que predijeron que el pago con móvil y la tecnología contactless suplantarían a las tarjetas y al efectivo, en España solo el 8 % utilizan los móviles como forma de pago, de acuerdo con el estudio “Total Retail 2016” de PwC. Aunque nuestro país cuenta con más de un 70 % de los datáfonos adaptados al pago contactless y que España tiene una penetración de smartphones del 80 %, este método de pago sigue sin terminar de despegar.

A pesar de que tanto entidades bancarias como las empresas de las aplicaciones de pagos con móviles han tomado medidas al respecto, esta reticencia se debe, en gran medida, a la inseguridad que suscita vincular las tarjetas a nuestros teléfonos móviles, sobre todo por poder realizar compras inferiores a los 20 euros sin tener que introducir el PIN. El comparador financiero HelpMyCash.com nos cuenta cuáles son las medidas de seguridad presentes en el pago con móvil.

3 medidas de seguridad que incluye el pago con móvil

En primer lugar, todas las aplicaciones que nos permiten vincular nuestras tarjetas al teléfono exigen una clave de seguridad que por norma general será un número PIN, aunque últimamente están surgiendo niveles de seguridad que utilizan la identificación biométrica – como el ojo, la huella dactilar o los latidos del corazón – tanto para abrir la aplicación como para llevar a cabo el pago, incluso aunque la compra sea menor a 20 euros. De esta manera la única forma de que una persona pueda acceder a la aplicación será conociendo esta clave de seguridad.

En segundo lugar, si la aplicación del pago con móvil no está abierta, las tarjetas estarán “desactivadas”. Es decir, nadie podría acercar un datáfono para cobrarnos una cantidad menor a los 20 euros sin nuestro consentimiento, aunque esta posibilidad es completamente remota tanto en el pago móvil como en las tarjetas contactless.

Finalmente, tanto la cuenta a la que esté vinculada la tarjeta como la aplicación incluyen límites de compra menores a 20 euros. De esta manera, incluso si nos robasen el teléfono y conociesen el PIN del móvil y el código de seguridad de la aplicación, el número de compras que podremos hacer con la tarjeta sin tener que introducir el número PIN estarán limitadas. Este límite lo podremos cambiar desde la propia aplicación en cualquier momento. También, si seguimos escépticos, podremos cambiar el importe por el que nos exigirán introducir el PIN para tener que hacerlo en todas las compras.

Además de estas medidas de seguridad, prácticamente todas las aplicaciones de pago con smartphone incluyen la opción de poder desactivar remotamente la aplicación y las tarjetas en caso de pérdida o robo del dispositivo. Para hacerlo simplemente deberemos acceder desde otro aparato con acceso a Internet e introducir nuestro usuario y contraseña para poder inutilizar las tarjetas vinculadas al teléfono.

Fuente: HelpMyCash.com

Tags relacionados seguridad hogar

Además