Plantas

Cleome spinosa o flor araña

El cleome es un género de plantas con flores de origen mexicano pertenecientes a la familia de cleomaceae. ¡No os perdáis todas sus curiosidades!

Canal de YouTube de Jardinatis

Características generales

  • Nombre común: Flor araña
  • Nombre científico: Celome spinosa
  • Familia: Cleomaceae
  • Ubicación: se adapta mejor a zonas soleadas
  • Temperatura: No soporta bien las heladas ni temperaturas demasiado elevadas

Descripción

El cleome es una planta anual de origen mexicano. Esta planta se caracteriza por tener una espiga de floración que va creciendo y en su coronación aparecen una cantidad de capullos.

Cuando estos capullos comienzan a florecer, aparecen pétalos de color rosa y blanco. Una vez que ya se ha dado la polinización, se van quedando distintas vainas con las semillas para su reproducción.

Esta variedad de cleome se caracteriza por tener una floración en dos colores: blanco y rosa pálido. Pero dependiendo de la variedad, el color puede variar a un rosa más intenso llegando a morado.

Colores del cleome spinosa

Cuidados

La planta cleome spinosa o flor araña necesita unos cuidados específicos. Hay que ubicarla en zonas soleadas o con una buena iluminación. En verano, deberemos tener cuidado con la exposición al sol, colocándola en zonas de semi-sombra. Además, necesitará un riego regular para mantener la tierra un tanto húmeda. En verano, estos riegos deberán ser más habituales.

La floración del cleome durará hasta la llegada de las primeras heladas del invierno.

Reproducción

La reproducción del cleome hasslerana o flor araña se realiza mediante semillas. Estas semillas se pueden encontrar en las vainas que tiene la planta en al parte posterior de la espiga de flor. Hay que esperar a que la vaina esté ya madura para realizar la recolecta de semillas.

brico-1005-jardin-cosecha-semillas-otono-vainas-cleomeCosecha de semillas en otoño
Una práctica muy recomendable durante el otoño es salir al jardín y cosechar las semillas del cleome. Aunque no las recogiésemos e hiciéramos un semillero al año siguiente, ellas mismas volvería a germinar, eso sí, la floración empezaría mucho más tarde.

Además