Herramientas y accesorios

Riego de las plantas de interior: el higrómetro

En gran problema de las plantas de interior, es el riego por exceso y por defecto. Para controlar el grado de humedad, tenemos el higrómetro. Os contamos cómo se usa, ¡no os lo perdáis!

Canal de YouTube de Jardinatis

El riego es el mayor problema que solemos tener a la hora de cuidar las plantas de interior. Muchas personas las riegan excesivamente, con lo cual, las plantas se encharcan y terminan pudriéndose. Otras personas las dejan secarse hasta tal extremo de que la tierra se deshidrata completamente y la planta acaba muriendo.

Cada planta requiere una cantidad de humedad específica. Te recomendamos que recurras a algún libro especializado o lo busques en la web. Para ayudarnos en el proceso de riego de nuestras plantas, podemos utilizar el higrómetro, una herramienta que mide el grado de humedad que contiene la tierra.

Paso a paso para poner riego de las plantas de interior: el higrómetro

Paso 1
Las plantas pueden clasificarse en tres grupos: las que prácticamente no van a necesitar humedad (la tierra estará más bien seca), otras que requieren una tierra moderadamente húmeda; y un tercer grupo que necesita que la tierra esté completamente empapada.

Paso 2
Este aparato llamado higrómetro,tiene tres zonas diferenciadas: la zona blanca indica que la tierra está completamente seca, la verde que la tierra está ligeramente húmeda, y la azul que la tierra se encuentra completamente encharcada. Cuando lo introduzcamos en la tierra, la aguja roja determinará el grado de humedad.

Paso 3
El higrómetro es el chivato que nos servirá para identificar el grado de humedad de la tierra. Así, podremos regar nuestras plantas de interior según sus necesidades. Resulta muy útil esta herramienta, ¿verdad?

Además