Hogarmania.com

Herramientas y accesorios

Consejos a la hora de elegir fundas para muebles de jardín


Los días de buen tiempo se van acabando y van dando comienzo aquellos de lluvia y frío intenso. Es de vital importancia proteger los muebles de exterior para que, al cabo de unos meses, puedas seguir disfrutar de todos ellos sin que se hayan deteriorado o envejecido. Te damos las claves para escoger las mejores fundas para muebles de jardín.

Desde la distribuidora de productos de jardinería y paisajismo Digebis, te dan una serie de consejos para saber escoger la mejor funda para tus muebles de jardín.

Consejos a la hora de elegir fundas para muebles de jardín

Primero de todo, es muy importante tener en cuenta de qué tipo de mueble se trata y dónde está ubicado. Dependiendo de estos factores, buscaremos el tipo de funda protectora que mejor llevará a cabo su función.

Recuerda que, aunque guardes tus muebles en un cobertizo o garaje, siguen necesitando una protección adecuada debido a la humedad, la suciedad y el polvo.

Puede que estos elementos no sean factores tan críticos como el agua o el hielo pero agreden y envejecen los muebles a largo plazo.

1. Material de la funda protectora

El material de la funda protectora es un elemento básico a tener en cuenta.

Opta por fundas sintéticas, ya que las naturales se estropean antes y son porosas. Las fabricadas con poliéster o polietileno son más resistentes, impermeables y, además, reciclables.

funda para muebles de jardín de DigebisFundas para muebles de exterior AeroCover de Digebis

Fíjate también en las costuras del tejido y elige las que lleven pespuntes o costuras tipo tapping, y asegúrate que el tejido incorpore un tratamiento o tecnología antibacteriana, antifúngica y antialgas.

Si por alguna razón cubres tus muebles con una funda plástica, asegúrate de que sea sólo una protección temporal, ya que a largo plazo no sería efectiva.

2. Material de los muebles del jardín

Otro elemento importante es el material con el que están fabricados los muebles de jardín.

  • Si son de madera de teca, y aunque se trata de un material muy resistente, necesitarás una funda protectora para preservar su color original. Otra recomendación sería barnizarlos cada año con aceite de teca.
  • Los fabricados con aluminio o acero inoxidable pueden permanecer a la intemperie, ya que no se oxidan, sin embargo, es recomendable protegerlos en invierno, y sobre todo los tresillos de jardín, con una funda adecuada. Para su cuidado y limpieza solo necesitarás agua jabonosa.
  • El mobiliario de resina lisa o trenzada es muy práctico por ser resistente a los rayos U.V, a la lluvia, hielo y a la decoloración.

fundas de sillas de Leroy MerlinFunda de protección para 4 sillas apiladas de PVC 105x60x60cm de Leroy Merlin

No podemos olvidar que, actualmente en el mercado, existen fundas inteligentes a la vanguardia del diseño que cuentan con elementos para asegurar la protección y facilitar su uso. Por ejemplo, puedes adquirir fundas con sistemas de aireación, que evitan la condensación del aire y, por lo tanto, la aparición de hongos y moho, proporcionando aire seco y sano.

Por su parte, muchas marcas complementan sus fundas con cordones o bandas elásticas ofreciendo una protección eficaz, ya éstas se instalan y adaptan perfectamente al mobiliario fijándose y impidiendo que el viento las desplace.

También, han ido surgiendo complementos elevadores o los denominados sistemas Pop Up. Los primeros evitan la humedad por capilaridad, y los segundos, elevan la funda permitiendo que el aire circule y evitan el estancamiento de agua.

Otro complemento interesante son las asas, que facilitan la instalación y el ajuste de las fundas a los muebles, garantizando una protección perfecta, además de ayudar en el momento de retirarlas.

Pensando en las sombrillas o parasoles, incluso, existen fundas con cremallera en toda su longitud que evita que nos tengamos que subir a una silla y corramos riesgos innecesarios a la hora de colocarla.

funda para lo muebles de jardínAmazon: Bolsa de almacenamiento para cojines o fundas de jardín

El mantenimiento de las fundas sintéticas es muy sencillo. Únicamente necesitarás lavarlas con agua y jabón neutro con la ayuda de una esponja o un paño suave tras su uso. Sécalas, dóblalas y ya estarán listas para el siguiente uso.

¿Sabías que las marcas más innovadoras incluso proporcionan una funda para resguardar la propia funda?

Si los muebles ya se han deteriorado y quieres recuperarlos, te encantará este programa de Decogarden en el que restauran unos muebles de terraza, dándoles un toque más acogedor y elegante.