Huerta

Cómo proteger frutales en invierno

Cómo proteger frutales en invierno

Autor: Bricomanía

Durante la época de invierno es muy importante proteger los árboles frutales ante las plagas de insectos y hongos.

Los árboles frutales pueden padecer de diferentes plagas, y a pesar de que durante el invierno esas plagas parece que desaparecen, es muy importante realizar un tratamiento invernal.

Generalmente, los árboles frutales como los perales, manzanos, cerezos y melocotoneros, son muy susceptibles a insectos chupadores como el pulgón y la cochinilla. Estos, se alimentan de la savia que tienen estos árboles, y por consecuencia, luego los frutos son mucho más pequeños. Lo mismo ocurre con ciertos hongos como el mildiu o el oidio.

La consecuencia de estas plagas en los árboles frutales es la creación de fruta de mala calidad, la debilidad general del árbol y el poco desarrollo del mismo.

Estas plagas, antes de desaparecer de las hojas, suelen dejar invernando en las grietas de los troncos de los árboles las huevas o las pequeñas larvas. Por ello, es fundamental realizar un tratamiento invernal para acabar con las plagas para que en primavera el árbol no sea afectado.

Durante muchos años, uno de los métodos más utilizados para proteger los frutales en invierno consistía en encalar los árboles. Este método consistía en pintar los troncos de blanco, y gracias a la cal viva, que se activada al ponerse en contacto con el agua, se acababa con los insectos y los hongos.

Hoy en día podemos encontrar tratamientos y productos muy sencillos que al mezclar en las dosis indicadas, se aplican con una mochila de tratamiento de una manera mucho más sencilla.

En nuestro caso hemos creado un tratamiento con fungicida, insecticida y aceite mineral. Gracias a la mochila de tratamiento, aplicaremos la mezcla por todo el tronco de los árboles y por las ramas. Así, nos garantizaremos que los árboles frutales no tiene plagas de insectos y hongos.