Jardín

Mantenimiento del césped en otoño

En otoño, el césped deja de crecer en altura y comienza a crecer en anchura. Iñigo Segurola os da todos los consejos para que mantengáis en perfecto estado vuestro jardín durante esta época del año.

Canal de YouTube de Jardinatis

No te pierdas este vídeo de Jardinatis. En él, Iñigo Segurola te explica los pasos para mantener el césped en perfecto estado durante esta época del año.

Segar el césped

En otoño, el césped deja de crecer en altura y empieza a crecer en anchura. Por eso, a la hora de segar el césped lo más recomendable es bajar la altura de siga de la máquina. Hemos estado cortando a la altura de 5 durante en verano para evitar que es césped sufriese y, ahora, vamos a bajar hasta la altura más baja.

Esto va a ayudar a que el césped empiece a ensanchar. Utilizando estas máquinas que son eléctricas, con batería, tienes una completa autonomía sin necesidad de cables. Tan solo hay que apretar el botón rojo, subir la palanca y, a los dos segundos, ya está en marcha y nos podemos disponernos a cortar.

Tras la siega del césped, en el cesto hemos acumulado mucha materia orgánica, la cual es perfecta para compostar. Es un material húmedo rico en agua que, combinado con material seco, va a hacer un compost perfecto.

segar césped

Abonar el césped

Después de segar el césped, llega el momento de abonar todo la superficie, con un abono rico en fósforo y potasio. Estamos en otoño, y ahora el césped lo que va a hacer es crecer en profundidad y ensanchar.

Para potenciar ese ensanchamiento y el crecimiento de las raíces, nos viene muy bien abonos que tengan fósforo y potasio. En primavera, en cambio, se busca que el césped tenga un verdor potente y eso se consigue con un porcentaje mayor de nitrógeno.

Empezamos a hacer un distribución equitativa del abono por toda la superficie y conseguimos dejar preparado el césped para el resto de otoño y la llegada del invierno.

Resiembra del césped

resiembra del césped

Si te encuentras alguna superficie de calva de hierba, abona bien esa zona, y después, para conseguir que salga la hierba y una superficie homogénea de césped, levanta la superficie de tierra con el rastrillo ligeramente y mezcla con unas semillas repobladoras. Así, cubrirás esa superficie que se ha quedado calva.

Una vez repartidas las semillas con un poco de cubre siembras o recebo, tapa la semilla para que esta germine enseguida. El otoño es un momento perfecto para hacer resiembras, incluso, siembras de césped ya que este empieza a ensanchar y eso nos interesa para conseguir una superficie de hierba densa, compacta y elegante. Finalizamos la acción compactando el recebo contra la semilla y ¡listo!

Además