Jardín

5 ventajas del acolchado de plantas o mulching

5 ventajas del acolchado de plantas o mulching

El acolchado es una técnica muy utilizada por sus múltiples ventajas en el cultivo de plantas y hortalizas. ¡Os enseñamos las ventajas del acolchado!

Canal de YouTube de Jardinatis

El mulching o acochado para plantas consiste en cubrir el suelo con una capa de material orgánico (paja, cortezas, hojas...) o inorgánico (plástico, gravas...) para aislarlo y protegerlo. Para realizar un acolchado, se pueden utilizar distintos materiales. Con ellos se cubre la tierra alrededor de la planta hasta obtener un espesor de cinco o diez centímetros. Es importante cubrir toda la zona donde se encuentran enterradas las raíces de las plantas para que estén protegidas por completo.

Ventajas del acolchado de plantaciones

Protege de las heladasProtege de las heladas
El acolchado protege las plantas contra las heladas y las temperaturas extremas en invierno. Las plantas son muy sensibles al frío, así que cuando empiezan las heladas un buen acolchado puede evitar que las raíces se congelen y mueran.

Evitar malas hierbasReduce la evaporación
El acolchado reduce la evaporación del agua en verano. Retiene la humedad del suelo acumulada durante las lluvias primaverales que ayudan a hidratar la planta. De esta forma, no necesitaremos regarlas tanto.

Evita las malas hierbasEvita las malas hierbas
Evita la proliferación de las malas hierbas puesto que impide el paso de la luz.

Sirve de abonoSirve de abono
Si se utilizan materiales orgánicos, estos nutren el suelo poco a poco mientras se descomponen.

Protege de la erosiónProtege de la erosión
Protege el terreno de la erosión por las lluvias y el viento manteniendo la estructura del suelo.

El acolchado debe aplicarse a finales de primavera, para conservar la humedad acumulada tras las lluvias de la primavera. También es aconsejable en otoño, antes de la llegada de las heladas, para proteger las raíces y evitar que se congelen causando la muerte de la planta.

Además