Jardín

Cómo elegir el pulverizador adecuado para el jardín

Cómo elegir el pulverizador adecuado para el jardín

Los pulverizadores de jardín permiten realizar tareas de forma eficiente y mucho más rápida.De varios tamaños y usos, en Hozelock nos ayudan a elegir el pulverizador adecuado siempre según cada tipo de jardín.

Autor: Hogarmania

Entre las distintas tareas que debemos hacer para el buen cuidado del jardín está el proporcionar agua a las plantas, que puede venir de distintas maneras, como a través del pulverizador. Por ello, el pulverizador para jardín se convierte en una herramienta indispensable con el fin de tratar adecuadamente las plantas.

Más pequeños, cómodos o bien difíciles de manejar. Encontramos diversos tipos de pulverizadores y la mejor manera de elegir el que se adapta a nuestro jardín es teniendo en cuenta un serie de parámetros.

Tamaño del terreno

Dependiendo del tamaño del jardín, el pulverizador puede ser más o menos grande. Es decir, si se trata de un jardín interior, para balcones o terrazas, es suficiente contar con un pulverizador manual que no tenga mucha capacidad. Debe ser también ligero de usar.

En caso de que nuestro jardín sea ya más grande, alrededor de 500 m2, por ejemplo, aquellos pulverizadores con bombas de presión y que se pueden llevar en la espalda a modo de mochila, y de mayor capacidad, son ideales. La ventaja es que suelen traer una boquilla que se puede ajustar, y el líquido puede salir en forma de gotitas de agua o en un chorro más grande. Mientras que si el terreno es realmente grande también hay pulverizadores de mochila, pero de una capacidad superior.

Máxima comodidad

Otro de los parámetros que debemos tener en cuenta a la hora de escoger esta herramienta es la comodidad que proporciona en cuanto a uso. Los consumidores buscan cada vez más funcionalidad y practicidad cuando realizan las tareas para el jardín. Para ello, hay pulverizadores que tienen en cuenta la fisonomía del usuario, y se adaptan a su espalda, presentando correas acolchadas y empuñaduras ergonómicas.

A todo ello le hemos de sumar el montaje fácil y sencillo, el mantenimiento para que sea muy práctico de limpiar y, por supuesto, la facilidad de uso.

Material robusto

De nada sirve hacernos con un pulverizador de material de poca calidad. Durará poco y el dinero ahorrado será gastado posteriormente. Por tanto, necesitamos pulverizadores fuertes y robustos, y fabricados en materiales resistentes. Lo seguro es siempre lo que más dura.

Todo en uno

Obtener una herramienta que nos sirve para varias cosas a la vez nos ayuda en todas las tareas que debemos hacer en el jardín. En este caso, si el pulverizador que elegimos lleva depósito, es ergonómico, y aporta toda clase de accesorios sin necesidad de recurrir a otros productos, entonces sumamos y las tareas son más efectivas.

Hozelock cuenta con novedades en pulverizadores. En este caso, destaca KnapSack, que se presenta con un diseño único, de forma curvada ajustándose a la anatomía de la espalda y de los hombros. Y es de fácil uso, lavado y montaje.

Además