Plantas

Coníferas

En este vídeo de Decogarden de jardinería, Iñigo Segurola hablará sobre el mundo de las coníferas.

Canal de YouTube de Jardinatis

El mundo de las coníferas es muy amplio: hay unas muy grandes que pueden llegar a los 100 metros de altura (las secuollas) o las que se quedan a ras de suelo, pequeñisímas. También existen distintas clases de todo tipo de formas: globosas, cónicas, columnares, estrictas, rastreras, etc. En cuanto a colores, no todas son verdes, también se pueden encontrar en color amarillo o un verde azulado.

Coníferas como las piceas tienen un tono verde azulado mientras que las hay en tonos amarillos como el ciprés o el libocedro o cedro de incienso de California con hojas amarillas y verdes.

Además de la diversidad de formas que muestran en su forma natural, también se pueden podar para crear distintas formas: cúbicas, semi-esféricas,...

En el caso del tejo, que es muy utilizado para crear formas, es importante recordar que todas sus partes son venenosas, tanto la raíz, las hojas y el fruto menos la baya.

Si lo que queremos es que tenga una forma baja y rastrera, lo mejor es usar un Enebro y en concreto un juniperus horizontalis old gold. Su crecimiento horizontal es perfecto para cubrir grandes extensiones. Otro tipo de Enebro, mucho más rastrero es el juniperus horizontalis min julen.

A partir de las bayas del enebro es de donde se produce la ginebra.

Una buena manera de reproducir este tipo de plantas es mediante la técnica de acodo: la rama toca el suelo y de esa rama salen las raíces.

No te pierdas el vídeo y descubre más sobre el mundo de las coníferas y la manera de reproducir los enebros mediante la técnica del acodo.

Tags relacionados coníferas

Además