Plantas

Cómo plantar y cultivar Aloe vera

¿Queréis saber cómo se planta y se cultiva el Aloe vera? Iñigo Segurola nos explica las necesidades de una de las plantas crasas con más presencia en los hogares.

Autor: Jardinatis

El Aloe vera es una planta medicinal con infinidad de propiedades. Es muy conocida por sus efectos curativos relacionados con las quemaduras, por eso, se suele recomendar tener una planta en casa.

El Aloe vera es una planta crasa de la familia Asphodelaceae. Tiene unas hojas muy carnosas en cuyo interior hay un gran contenido de agua. Es una planta que no necesita demasiados cuidados:

  • Muy pocos riegos
  • Tierra ligeramente seca
  • Protección contra el frío para evitar que se hiele.

Tierra para cultivar Aloe vera

A la hora de plantar o trasplantar Aloe vera, lo más importante es la tierra que deberemos utilizar. En el mercado existen sustratos preparados para plantas crasas o cactus. Este sustrato es una mezcla de tierra y de arena.

sustrato del aloe veraVamos a realizar esa mezcla para poder plantar y trasplantar el Aloe vera. Para ello, necesitaremos un sustrato de calidad, un porcentaje de arena mayor y también gravilla.

sustrato de aloe veraLa arena nunca deberá ser de playa, sino de sílice ya que el aloe no soportaría las sales. Una vez tenemos el sustrato, introducimos la arena y mezclamos todo bien.

sustrato del aloe veraEn cuanto a la gravilla, esta ayudará a airear la tierra y evitará que se encharque, ya que uno de los motivos más frecuentes de que el Aloe vera se muera suele ser que se encharque. Introducimos la gravilla y mezclamos bien.

Aloe vera para las quemaduras y heridas

aloe veraA la hora de utilizar el Aloe vera para las quemaduras o heridas de la piel, bastará con cortar las hojas de las plantas en pequeñas porciones.

aloe veraColocamos las porciones sobre la quemadura y dejamos que el gel empiece a actuar.

Cuidados básicos de Aloe vera

aloe veraEl Aloe vera requiere espacios muy luminosos, directamente al sol. Es preferible que en época de verano esté en el exterior. En invierno, si vemos que hace mucho frío, será mejor colocar la planta en el interior del hogar o contra la pared para evitar que la planta llegue a helarse.

Además