Plantas

4 razones por las que no crece tu suculenta

4 razones por las que no crece tu suculenta

¿Quieres que tu suculenta se desarrolle pero no lo hace? Te contamos las principales razones por las que puede suceder.

Canal de YouTube de Jardinatis

Las suculentas son planta muy presentes en los hogares españoles y, seguramente, una de las razones es su facilidad a la hora de cuidarlas. Sus hojas son capaces de almacenar una cantidad de agua mucho mayor que otro tipo de plantas, de ahí, que sean perfectas para las personas con “poca mano” o para aquellos que no pasen largas temporadas en su casa.

Pero, aunque las suculentas puedan vivir en condiciones adversas como los desiertos, precisan de ciertos cuidados para poder crecer y desarrollarse correctamente. Influyen algunos aspectos como el riego, la luz, el sustrato… ¡Te los contamos!

4 razones por las que no crece tu suculenta

1. Iluminación: debes escoger un lugar muy luminoso en el que colocar tu suculenta. Muchas de estas variedades viven en lugares donde la acción del sol es constante. Pero no todas las variedades precisan la misma cantidad de iluminación, unas soportan varias horas y, otras, todo el día. Debes conocer qué tipo de necesidades precisa tu planta y escoger un lugar acorde a ellas. El estado de sus hojas será tu mayor aliado para saber si está o no recibiendo la iluminación adecuada.

Iluminación de las plantas crasas

2. Falta o exceso de riego: regarlas en exceso es una de las principales causas por las que las suculentas no crecen e, incluso, se pudren. ¿Cómo saber si estás regando demasiado? Observarás que sus hojas comienzan a ponerse amarillas y descoloridas. Si se ponen muy arrugadas, en cambio, significará que necesitan ser regadas (recomendamos que utilices agua de lluvia). Un truco para saber si lo necesitan es utilizar un palo de madera e introducirlo hasta el fondo. Si sale con muy poca tierra adherida es es que sí.

regar plantas suculentas

3. Trasplante: las plantas necesitan tener espacio en su maceta para crecer y desarrollarse. Parece algo lógico pero, en ocasiones, se nos olvida y terminan debilitándose. Si ves que la planta requiere más sitio, ¡trasplántala!, te lo agradecerá. Trata de hacerlo en primavera o verano.

Trasplantar suculentas

4. Sustrato: como ya os hemos comentado anteriormente, las suculentas sobreviven en climas donde la tierra es muy seca y apenas tiene nutrientes. Por lo tanto, ¿no crecerá y se desarrollará aún mejor si utilizamos un sustrato de calidad? Escoge uno ligero y bien drenado para que sus raíces nunca acaben encharcadas y haya una buena circulación del aire.

sustrato para suculentas

¿Sigues al pie de la letra los consejos que te hemos explicado anteriormente y sigue sin crecer tu suculenta? La razón es muy sencilla. Puede que tu variedad sea de crecimiento lento. Por mucho que cuides cada detalle de los que te hemos mencionado, se desarrollará muy poco a poco.

Además