Terrazas y balcones

Cómo transformar la terraza para la temporada otoñal e invernal

En esta ocasión, os mostramos cómo transformar una terraza para la temporada de otoño e inverno de la mano de nuestro experto en jardinería, Iñigo Segurola.

Canal de YouTube de Jardinatis

De una manera muy sencilla, hemos trasformado esta terraza para el otoño e invierno. Comenzamos plantando en las esquinas unos arbustos con bayas otoñales. A continuación, seguimos realizando pantallas vegetales con plantas trepadoras, tuyas, gramíneas,… y, finalmente, plantamos unas flores de temporada otoñal e invernal.

Hemos seleccionado ciclámenes, pensamientos y bocas de dragón en tonos rojizos y anaranjados, colores cálidos que darán brillo y luz al otoño e invierno. Los iremos salteando en la parte central de las jardineras, para dar el efecto de diversidad deseado.

Cuidados de las plantas de temporada para otoño e invierno

CiclamenCiclámenes
Atendiendo a los cuidados básicos, el ciclamen puede estar en plena floración durante todo el invierno. Lo ideal es ubicarlo orientado al norte, para que reciba mucha luz pero nunca sol directo. El riego ha de ser moderado, ya que un exceso de humedad en la tierra provocará podredumbres en el bulbo y tallos, lo que supondrá un decaimiento irreversible. Si se deja secar la tierra, el ciclamen quedará mucho más mustio por deshidratación, por lo que lo ideal es mantener el sustrato siempre húmedo.

PensamientoPensamientos
De todas las plantas anuales de la temporada otoño-invierno, el pensamiento es, sin duda, la más florida de todas. No deja de florecer durante todo el invierno, llegando a su esplendor a finales de esta estación. Con los primeros calores intensos, la planta decae. Hay que procurar que la tierra en la que crecen esté siempre húmeda sin que los suelos lleguen a encharcarse.

Boca de dragónBoca de dragón
Las bocas de dragón crecen más altas que los pensamientos y, además, también son comestibles. Aunque prefiere, el sol, se pueden ubicar en semisombra y respecto al riego, este debe ser regular sin llegar a encharcar ni ahogar. Hay que evitar el frío extremo y las heladas.

Además