Hogarmania.com

Arte floral

Composición con bananera para tu hogar


Si os gusta la bananera, no os podéis perder esta composición que nos propone Iñigo Segurola para el hogar. Estará acompañada de otros ejemplares más pequeños para conseguir un conjunto elegante y vertical.

La musa paradisíaca, más conocida como bananera, es una planta de la familia Musáceas. A pesar de su gran tamaño, es una planta extremadamente delicada por lo que se recomienda conocer muy bien cuáles son sus cuidados para mantenerla sana y bonita.

Puede cultivarse en exterior, si el clima lo permite y es lo suficientemente suave y, en interior, de ahí que sea una de las plantas que más interés está despertando en los hogares de los fanáticos del mundo de la jardinería.

En esta ocasión, vamos a utilizar a la bananera como protagonista de nuestra composición. ¡Descubre el resto de plantas que la acompañan!

Composición con bananera para tu hogar

Como a medida que crece el follaje de la bananera, se va concentrando en la parte superior dejando el tallo desnudo, la vestiremos con otras bananeras más pequeñas y añadiremos el porte colgante de la esparraguera para equilibrar la composición.

Sabías que...?

… cuando la mata llega a la madurez, florece, muere y vuelve a retoñar con sus hijuelos.

Herramientas

  • Bananeras
  • Esparraguera

Materiales

Paso a paso para la composición con bananera

Paso 1
Teniendo en cuenta el gran tamaño de la bananera hemos escogido una maceta voluminosa, por lo que necesitaremos una gran cantidad de sustrato. Una vez que hayamos llenado el contenedor con la tierra, colocamos en el centro la bananera y lo rellenamos con un poco más de sustrato.

Paso 2
Para evitar que el tallo se vea totalmente desnudo, plantamos en torno él otros ejemplares más pequeños de bananera.

Composición con bananera

Paso 3
Pero estas pequeñas bananeras también acabarán creciendo por lo que necesitamos otras plantas que nos garanticen un tapizado continuo. Una opción muy acertada es la esparraguera de porte colgante que contrastará con la verticalidad de las bananeras. ¡Y listo!