Plantación y trasplantes

Plantación de ficus ginseng y nolina

Plantación de ficus ginseng y nolina

Autor:

En este vídeo Iñigo Segurola elige dos plantas de tronco muy atractivo, el ficus ginseng y la nolina.

Para decorar una estancia, vamos a optar por combinar dos plantas en contenedor de tamaños distintos: uno más alto y otro más bajo. En estos contenedores incluiremos dos plantas de porte contenido, es decir, de poco volumen y con un tronco con personalidad.

A partir de estas valoraciones hemos optado por seleccionar un ficus ginseg, que recibe su nombre por el engrosamiento de sus raíces y la nolina, otra planta, similar a la beucarnea pero que nada tiene que ver con esta.

La nolina, al igual que el ficus, crea unas raíces o bulbos que le dan un aspecto muy elegante y que combinarán perfectamente.

Para realizar el trasplante en el contenedor seleccionado, lo primero es cubrir la base con arcilla expandida a modo de drenaje. Después, rellenaremos con sustrato el interior, añadiendo un abono en dos fases, una de acción inmediata y otra de acción prolongada en el tiempo.

El sustrato que utilizamos es un sustrato especifico para plantas verdes ya que el interés decorativo que tienen estas plantas esta centrado en el tronco y sus hojas, mientras que la floración es irrelevante.

Una vez trasplantadas en su contenedor regamos y ya podemos disfrutar de estas dos plantas de tronco tan característico.

Recuerda, el ficus ginseng o ficus bonsai necesita de espacios muy luminosos pero sin sol directo. Es conveniente pulverizarlo para aumentar la humedad ambiental.

Por su parte la nolina no necesita de una humedad ambiental alta. Es una planta muy resistente que soporta sin probelmas la falta de riego.

Tags relacionados plantación ficus ginseg nolina