Plantación y trasplantes

Plantación de kentia

Plantación de kentia

Autor:

En esta tarea de Decogarden, Iñigo Segurola nos muestra cómo trasplantar una kentia sin desmoronar el cepellón

A la hora de seleccionar una planta de interior para decorar una estancia, uno de los aspectos que debemos tener en cuenta es el tamaño que puede alcanzar la planta, en esta ocasión, una planta bastante conocida como la kentia.

La kentia necesita mucho espacio para que sus hojas puedan crecer y expandirse sin problemas, por lo que tendremos que situar la planta en un lugar grande y amplio.

Para plantarla elegiremos un contenedor grande, alto y no muy ancho. En este caso hemos elegido uno muy elegante, que imita a la pizarra aunque es de resina.

Lo primero que haremos es poner una capa de arlita expandida que actuará como drenaje. Después, pondremos un buen sustrato universal y haremos el hoyo de plantación.

A la hora de plantarla es importante hacerlo sin sacar la planta de su contenedor de origen, para que la raíz no se desmiembre. Realizaremos unos agujeros en la base del tiesto original y lo introducimos en el hoyo de plantación. De esta manera las raíces irán saliendo y evitaremos desmoronar el cepellón.

La kentia crece en lugares luminosos. Para el riego, lo haremos siempre en el centro del contenedor, dejando el sustrato ligeramente húmedo, sin llegar a secarse del todo. Y, una vez al mes, le incorporaremos un abono especifico para plantas de hoja verde.

Tags relacionados plantación kentia