Plantación y trasplantes

Plantación de Alhelí

Plantación de Alhelí

El alhelí es una planta rústica y "dura" que, tradicionalmente, ha vestido jardines y balcones durante la época de otoño e invierno. ¡Os contamos todos sus cuidados!

Canal de YouTube de Jardinatis

Las variedades tradicionales del Alhelí son flores sencillas, muy olorosas y vigorosas. Sin embargo, los nuevos híbridos de doble flor son más difíciles de cultivar.

Esta es del género cheiranthus y su hábitat natural se encuentra en zonas del sur de Europa y Asia. Pertenece a una serie de plantas de temporada otoño-invierno. Aun así, podemos decir que es bienal ya que también podemos plantarla en primavera para que florezcan durante los meses de verano.

Para su correcta plantación, procederemos a meter la semilla ya germinada (planta joven) en una maceta de unos 10 cm de diámetro. Cuando adquieran más tamaño, podremos trasplantarla a una maceta más grande en nuestro balcón o terraza o directamente en el jardín.

Cuidados del alhelí

El sustrato más recomendable es el sustrato universal o sustrato para plantas de exterior, con un pH ácido de entre 5,6 y 6,2. El abono tiene que añadirse en su justa medida ya que si hay poco, los ejemplares no agarrarán bien y crecerán débiles con hojas amarillas y, si hay exceso, las hojas oscurecerán. Los terrenos más adecuados para plantarla son aquellos ligeros y blandos.

Las temperaturas adecuadas para su correcto crecimiento son los 5ºC de mínima durante la noche y máximas de unos 25 ºC durante el día. Como se trata de una planta de la temporada menos calurosa, cuando podamos, es conveniente que esté expuesta a pleno sol ya que este beneficia su crecimiento.

Los riegos conviene que sean frecuentes durante la primera semana y más distanciados durante el resto de cultivo, para favorecer el desarrollo radicular.

Las plagas más frecuentes que sufre esta planta son el pulgón, la mosca blanca, el minador y las orugas.

Floración del alhelí

Desde que las plantamos en la maceta hasta su posterior translado al jardín, pueden pasar unas 14 semanas. Si se han seguido estos consejos y las condiciones de temperatura, luz y riego son adecuadas, el alhelí florecerá en torno a los meses de marzo y julio. Si nuestra planta es de invernadero, podremos ver las primeras flores en una media de 15 semanas.

Además