Plantación y trasplantes

Trasplantar nolina

Trasplantar nolina

Autor: Decogarden

En este vídeo de jardinería, Iñigo Segurola trasplantará la nolina.

La nolina es una planta fácil de cultivar y es la única planta de interior que ofrece un tronco casi esférico. No hace falta regarla mucho, una vez cada 15 días, será suficiente.

El motivo por el cual no es necesario regarla más que de vez en cuando, es porque el bulbo de la base de la planta es una reserva de agua que acumula la propia planta para cuando la necesite.

Para el trasplante, utilizar un recipiente no muy grande y el sustrato será especial para plantas de hoja verde. En este caso, hemos optado por un porta contenedor a juego con la decoración de la estancia y, dentro de él, introduciremos el contenedor para la planta.

Rellenamos el contenedor con el sustrato específico para plantas de hoja verde sin rellenarlo mucho ya que estamos haciendo un trasplante a un contenedor un poco más grande que el anterior. Introducimos el cepellón de la nolina y terminamos cubriendo con más sustrato.

Para abonarla se pueden utilizar los bastoncitos o clavos de abono, ya que como la planta no necesita muchos cuidados. Al insertar el bastón tendríamos la planta abonada durante aproximadamente 3 meses.

Para regarla habría que hacerlo a la tierra, dejando que la tierra se encharque completamente. Pasados unos minutos quitaríamos el excedente que se ha acumulado en el recipiente y la planta quedaría regada para los próximos 15 días aproximadamente (dependiendo de la temperatura de la habitación, si hace mucho calor el riego deberá ser semanal).

Como veis la nolina es una planta muy sencilla de cuidar, perfecta para todos aquellos que no sois excesivamente jardineros.

Tags relacionados trasplantar nolina