Plantación y trasplantes

Plantas comestibles de temporada

Plantas comestibles de temporada

Autor:

En primavera, con el aumento de las horas de sol, es un buen momento para renovar las jardineras. El uso de plantas comestibles, que poco a poco se hace hueco en los hogares, es una buena opción para alegrar las jardineras y a la vez dar un toque especial a nuestros platos.

Para decorar las jardineras exteriores una opción es el uso de diferentes plantas comestibles.

Así, se puede realizar una composición con bocas de dragón y las violas colgantes que darán color. En el centro de la jardinera puedes plantar una cineraria y terminar de decorar con hiedra. Es importante utilizar un buen sustrato universal y acompañarlo con un abono de última generación.

A la hora de plantar las cinerarias es importante no colocarlas cerca de la calefacción o de una fuente de calor para evitar que se marchiten.

Las violas pendulas se pueden plantar en cestos colgantes para dar un toque decorativo gracias a su porte colgante.

La flor de la viola y de la boca de dragón es comestible. Iñigo Segurola suele preparar una ensalada de patata cocida con flores de viola.

Además la viola desprende un suave aroma muy utilizado en perfumería. Son famosas especialmente en la región francesa de Toulouse.

Estas jardineras están compuestas por flor de temporada, llegado el mes de mayo, se pueden sustituir estas plantas por geranios.

Para acompañar a las jardineras y esconder las tuberías se puede poner un laurel. Además las hojas darán un buen sabor a todos los platos, sobretodo en guisos y arroces. Eso si el laurel es conveniente que en verano no este a pleno sol. Mejor en zonas de semisombra.