Plantación y trasplantes

Cómo cultivar frambuesas

En este consejo de Jardinatis, Iñigo Segurola nos enseña a plantar un frambueso y a construir un tutor para mantenerlo erguido. ¡Te sorprenderá lo sencillo que es!

Autor: Jardinatis

Ver el programa completo de: Cómo cultivar frambuesas

En el programa de hoy, continuamos en la huerta de Karlos Arguiñano. Vamos a plantar un frambueso y, para eso, debemos saber cuáles son las necesidades que tiene. Te las contamos:

Es semiarbustiva, es decir, el primer año no da frutos sino que desarrolla su sistema de raíces. Al año siguiente es cuando empiezan a emerger sus chupones fuertes y vigorosos.

Cómo cultivar frambuesasEstos chupones, durante todo el proceso vegetativo de crecimiento, pueden llegar a superar los dos metros de longitud. Hay algunas variedades de frambuesas que al final del crecimiento del chupón, en otoño, florecen y fructifican: son las remontantes (suelen tener dos fructificaciones).

Durante el segundo año desarrollan unas ramificaciones laterales cortitas con unas pequeñas flores en sus coronaciones. Esos capullos revientan y, de ahí, salen las frambuesas. Una vez que el tallo da la fruta, hay que cortarlo ya que tiende a disminuir su vigor y a secarse progresivamente.

Cómo cultivar frambuesasVamos a crear una estructura para soportar los tallos de las frambuesas. ¿La razón? Si no colocásemos un tutor, debido a su tamaño, se caería contra el suelo y acabaría estropeando las frambuesas por el contacto con la tierra.

Cómo cultivar frambuesasEsta planta se expande por la tierra. Sus raíces y rizomas se van expandiendo poco a poco por ella y, para que no nos invada toda la huerta, debemos contener el desarrollo de los chupones colocando una manta antihierbas. Hacemos un orificio circular a la manta. Esto permitirá que los nuevos brotes salgan en esta centralidad ya que las raíces que se expanden por debajo no encuentran la luz.

Cómo cultivar frambuesasPlantamos la frambuesa en el centro y colocamos unos tutores de varas de avellano alrededor de ella. Cuando los tallos empiecen a crecer, los deberemos unir a la estructura para evitar que se acaben cayendo al suelo.

Además