Poda

Cómo y cuándo se podan los geranios

Cómo y cuándo se podan los geranios

Autor: Hogarmania

Si no podamos los geranios, estos se espigarán y dejarán de dar sus hermosas flores. A continuación te contamos cómo y cuándo podar los geranios.

Si queremos que nuestros geranios sigan dando muchas flores, además de unos buenos cuidados, tenemos que realizar una poda anual para rejuvenecer la planta y evitar que se espigue. El mejor momento para hacer la poda del geranio depende del lugar en el que vivamos. Aunque lo habitual es realizarla en otoño, tras la floración veraniega, en aquellos lugares donde el invierno sea duro y se produzcan heladas es mejor esperar a principios de primavera, antes de que empiece la floración. Por otro lado, cada vez que se sequen, quitaremos hojas y flores.

Cómo podar los geranios

Para que el geranio siga siendo una planta compacta y florida, es necesario podarla porque, cada vez que cortamos una rama, lo que hacemos es producir ramas más y con una mayor cantidad de flores. Antes de cortar los tallos tenemos que pensar qué forma le vamos a dar a la planta: si queremos que sea más redondeada, que cuelgue como el geranio hiedra, etc.

La poda es bastante radical, por lo que tendremos que cortar los tallos del geranio a ras del suelo. Comenzaremos por aquellos tallos que estén débiles o enfermos y después por los tallos laterales, para mantener la forma deseada y fortalecer así a los tallos centrales de los que nacerán nuevas flores. Además de controlar el tamaño de la planta y su floración, la poda también nos sirve para que la planta tenga más energía.

Esquejes de geranios

De los tallos podados podremos sacar esquejes para crear nuevas plantas para el año siguiente. Para ello, basta con coger un esqueje, reducir la superficie de las hojas a la mitad y colocarlas directamente en sustrato. Además, para garantizar el éxito se puede utilizar de forma opcional hormonas de enraizamiento.

Tags relacionados poda geranio técnicas