Reproducción

Reproducción y trasplante de la digitalis

Reproducción y trasplante de la digitalis

Autor:

En este vídeo de jardinería Iñigo Segurola nos explicará la manera de recolectar las semillas de la digitalis purpurea o dedalera para su posterior reproducción y trasplante.

Durante el verano, las plantas y flores de nuestros campos y bosques comienzan a desarrollar las semillas. Es, por tanto, el momento de cosechar estas semillas para reproducirlas en nuestro jardín.

La digitalis purpurea (o dedalera, que es el nombre que recibe esta planta vulgarmente por su forma) es una planta que tiene unas propiedades medicinales un tanto curiosas: tomada en exceso llega a provocar el ataque al corazón, pero tomada en al medida correcta es una planta que utiliza precisamente para tratar los ataques al corazón.

La digitalis se caracteriza por sus flores en forma de campana, que, si las arrancamos, la podemos introducir en el dedo de tal manera que queda como un dedal, de ahí su nombre común: dedalera.

Después de la floración comienza a salir la capsula de las semillas, donde van a formarse todas las semillas que recogeremos para nuestra reproducción.

Estas semillas son muy pequeñas y se desprenden fácilmente de la capsula con solo agitarlas ligeramente.

Normalmente los digitales son plantas que crecen en bosques de tierra ácida, por ello para su siembra y trasplante se recomienda un sustrato de tierra ácida, específico para plantas como las hortensias y las azaleas.

Para realizar la siembra, colocamos sustrato de tierra ácida sobre una caja de poliespan, típica de semilleros. Y sobre este sustrato espolvoreamos con las semillas. Recuerda que son semillas muy pequeñas, por lo que, en una pequeña cantidad habrá un gran número de semillas. Con una pizca de semillas bastará.

Presionamos ligeramente las semillas en el sustrato para que se introduzcan ligeramente. Y para finalizar regamos el sustrato pulverizándolo con agua.

Una vez que germinen las semillas, realizaremos el trasplante para colocarlas en tiestos. Con cuidado de no estropear la raíz.

Es una planta bianual, por lo que, el primer año creará una mata y al año siguiente echará flor, de la que después podremos conseguir de nuevo semillas para reproducir. Una vez la planta florece la mata muere, pero el ciclo continua con la reproducción de las semillas.

Ya veis que fácil es hacer un semillero de dedaleras para que lo hagáis también vosotros en casa.