Alimentación

Mi gato no come, ¿qué le pasa?

Mi gato no come, ¿qué le pasa?

¿Has notado que, en los últimos días, tu felino ha perdido el apetito? Descubre cuáles son las posibles causas que provocan una falta de ayuno en tu mascota.

La falta de apetito en los gatos, también conocida como anorexia felina, es un problema que puede poner en riesgo la salud de nuestra mascota. Para evitar que este problema derive en una dolencia grave, como puede ser el caso de la lipidosis hepática felina, es fundamental conocer las causas que hacen que nuestra mascota no coma.

La lipidosis hepática felina consiste en la acumulación de lípidos en el hígado, lo que hace que se retenga más bilis de lo habitual y de lugar a una insuficiencia hepática que puede llegar a provocar la muerte de la mascota.

Si tu mínimo se niega a comer o ha perdido peso de forma repentina, es importante observar y no pasar por alto sus cambios de comportamiento.

Bolas de pelo intestinales

Teniendo en cuenta que el gato es, por naturaleza, un animal muy limpio que está acostumbrado a lamerse el pelaje para asearlo y mantenerlo limpio y que, además, la lengua de estas mascotas está protegida por un tejido erizado que hace que los pelos se queden incrustados en ella, la creación de bolas de pelo intestinales es algo que sucede de forma habitual.

El problema se da cuando se acumulan demasiadas bolas en el intestino, llegando a bloquear la garganta o el estómago. Una situación desagradable que hace que los mininos pierdan el apetito.

Estrés

Al igual que las personas, los gatos también sufren periodos de estrés. Una circunstancia que hace que el gato no tenga apetito. Por ello, es recomendable que, si sospechas que tu gato sufre estrés, lleves a tu mascota al veterinario, él te indicará los pasos que tendrás que seguir.

Cambios en el hogar

Dado que los felinos son unos animales muy sensibles, es posible que si últimamente has realizado algún cambio en casa el gato no esté consiguiendo adaptarse a la nueva situación y haya perdido el apetito.

Cambios en el tipo de alimentación

Los gatos son unos animales que no son muy dados a probar y cambiar de comida. Por ello, si le has cambiado la alimentación a tu mascota y no come, quizás sea porque no le gusta la nueva comida.

Enfermedad

La falta de apetito puede ser síntoma de alguna dolencia. Por eso, es recomendable que se acudas a un profesional especialista, pues el ayuno de los gatos puede estar causado por alguna enfermedad.

Además