Comportamiento

Cómo reducir el miedo al ruido de tu mascota

Cómo reducir el miedo al ruido de tu mascota

Autor:

La capacidad auditiva de los perros es mucho más aguda que la nuestra. por eso nuestras mascotas son tan sensibles a los ruidos.

Las mascotas, sobre todo los perros, son mucho más sensibles al ruido que los humanos. Su capacidad auditiva es 4 veces más aguda, siendo capaces de captar sonidos a altas frecuencias, imperceptibles para el oído humano.

Esta cualidad es muy útil para los animales a la hora de recoger información o estar alerta, pero también puede suponer un problema ya que debido a su hipersensibilidad auditiva los sonidos intensos (tormentas, pirotecnia...) pueden provocarles pánico, así como un alto nivel de estrés, que a su vez pueden desembocar en conductas poco deseadas, como agresividad, huidas...

perros miedo ruido

Consejos para reducir el miedo al ruido de tu mascota
  • Para evitar que tu mascota lo pase mal, lo mejor es encontrar una habitación donde esté a gusto y acondicionarla para convertirla en su refugio. Debe tener abundante agua y comida, así como sus juguetes favoritos.
  • Pon algo de música o enciende el televisor para disimular el ruido. Es importante que se acostumbre a esa habitación previamente o de lo contrario no estará tranquilo y se estresará igualmente. Cierra las ventanas y baja las persianas de toda la casa para suavizar el ruido proveniente de la calle.
  • Es fundamental mantener la casa cerrada para evitar fugas. El miedo puede generar una gran desorientación y si, tras un fuerte ruido, tu mascota sale despavorida es posible que acabe perdida y no encuentre el camino de regreso. De todos modos, no olvides colocar una placa de identificación en su collar, con el nombre y el teléfono del dueño.
  • En este tipo de situaciones es probable que tu mascota busque un refugio y se esconda en el armario, bajo la cama o la mesa. Si lo hace no intentes que salga, deja que permanezca allí ya que se sentirá protegida y más tranquila.
  • Cuando tu mascota esté asustada basta con que permanezcas a su lado, no la acaricies excesivamente ni intentes calmarla cogiéndola en brazos, ya que asociará tu actitud con un premio por su conducta y no superará el miedo. No la castigues o regañes, puesto que puedes agravar su comportamiento y generarle más estrés.
  • Si ves que a tu mascota le afecta demasiado el ruido y que pasa un miedo extremo, puedes consultar a tu veterinario la posibilidad de administrarle algún relajante.