Comportamiento

Cómo redirigir los arañazos del gato en casa

Cómo redirigir los arañazos del gato en casa

Autor: Hogarmania

Para los gatos arañar objetos en su territorio es un acto natural e instintivo, pero también puede ser señal de estrés. A continuación vemos cómo podemos ayudarle a reducir esa tensión dentro de casa.

Arañar es un comportamiento natural de los gatos que aparece en edades muy tempranas. Los gatitos suelen empezar a arañar correctamente a las 5 semanas, ya que hasta las 4 semanas no son capaces de sacar y meter las uñas de forma adecuada.

¿Por qué arañan los gatos?

Para mantener las uñas

Arañar es una forma natural de mantener sus uñas y quitar la capa externa que las cubre. Aunque esto también se consigue fácilmente con sus propios dientes o por caída natural.

Para comunicarse

Arañar también es una forma de comunicación entre ellos, una manera de manifestar ansiedad o estrés y de marcar territorialidad ante otros felinos, tanto de forma visual con las marcas en la superficie como olfativas. Los gatos al arañar dejan de forma natural feromonas, señales químicas que el gato libera por las almohadillas plantares como una forma de controlar su zona.

Para orientarse

Los arañazos además les sirven como señalización. Por eso, el gato suele marcar su ruta habitual como punto de referencia para orientarse.

Para liberar estrés

El marcaje puede ser señal de estrés cuando se realiza en diferentes tipos de superficies y habitaciones de casa. La ansiedad puede manifestarse con marcas de arañazos y también de orina, algo frecuente en casas en las que conviven más de un gato. Arañar se convierte en una forma de desahogarse por tensiones sociales o por frustración al no poder expresar sus conductas naturales como dónde comer, dormir o hacer sus necesidades. Además, puede convertirse en un modo de llamar la atención del dueño.

gatos arañazos

Cómo reducir el estrés y los arañazos en casa

Aunque arañar es una conducta necesaria e instintiva del gato, el marcaje dentro de casa en lugares inadecuados puede suponer un problema. Os proponemos una doble solución para redirigir los arañazos: poste rascador + feromonas Feliscratch de Feliway.

1. Dale como alternativa un rascador

Para evitar que el gato arañe muebles, paredes o puertas vamos a ofrecerle una superficie alternativa, ¡un rascador! Debes elegir un buen poste adecuado a sus gustos, normalmente prefieren superficies verticales para arañar. Debe ser estable y lo suficientemente alto para que el gato pueda estirarse, del material que le guste y colocarlo en el lugar adecuado. En casas con más de un gato conviene tener varios rascadores distribuidos en diferentes zonas de casa, sobre todo, cuando hay tensiones entre ellos.

¿Dónde colocar el rascador? Conviene poner el poste rascador en los sitios que solía arañar, en las zonas de entrada y salida que son las más marcadas cuando hay estrés, o donde duerme. Puedes empezar poniendo el poste rascador en su zona de juego, y poco a poco, desplazarlo a su área de descanso para que pueda usarlo para arañar al desperezarse.

• Refuerzo positivo. Para entrenar al gato a usar el rascador, especialmente al principio, anima y premia al gato cada vez que lo use. El castigo no es una solución eficaz ya que puede aumentar el estrés, sin embargo, premiar el comportamiento adecuado ayudará al gato a repetir esa acción.

2. Redirige los arañazos con feromonas

El uso de feromonas se utiliza como una copia de los mensajes químicos que emiten de forma natural los gatos al arañar. La Feromona interdigital felina anima a los gatos a volver a arañar en ese lugar, por eso se aplica sobre el objeto que queremos, en este caso, el rascador.

Feliscratch de Feliway es una respuesta innovadora para redirigir los arañazos no apropiados que envía “mensajes territoriales” que indican al gato dónde sí debe arañar.

gatos arañazos

¿Cómo se aplica? Se trata de aplicar pipetas de feromonas sobre el poste rascador del gato. Para ello, coloca el poste rascador en posición horizontal y traza 2-3 líneas con el líquido de la pipeta hasta descargar la dosis. Deja secar 5 minutos y vuelve a colocar el rascador en su sitio habitual.

¿Durante cuánto tiempo? Es importante realizar el protocolo completo durante cuatro semanas: una dosis diaria durante la primera, descanso en la segunda, una dosis al inicio de la tercera y otra pipeta al inicio de la cuarta. El producto ya incluye las 9 pipetas necesarias.

hormonas rascador

Tags relacionados gatos consejos gato