Hogarmania.com
Hogarmania.com

Salud

Golpe de calor en gatos: síntomas y cómo tratarlo


En verano debemos cuidar más que nunca la salud de nuestros felinos. El golpe de calor en gatos es un problema cada vez más recurrente por culpa de las altas temperaturas. Pero podemos ayudar a prevenirlo con algunos consejos. ¡Lee el artículo para saber todo lo necesario para ayudar a tu mascota!

Qué es un golpe de calor

El golpe de calor o hipertermia felina es la consecuencia de una subida considerable de la temperatura corporal del gato. Se altera el sistema cardiovascular, y, por eso es tan peligroso.

La temperatura normal en felinos es de 38 a 39 grados centígrados.

No es lo mismo que una insolación, ya que esta afecta a la meninge y no es tan común en gatos como en personas.

golpe de calor en gatos

Síntomas de un golpe de calor en gatos

Por suerte, hay indicios de que el gato esta sufriendo un golpe de calor y podemos intentar prevenirlo antes de que ocurra.

  • Aumento de frecuencia respiratoria y respiración por la boca.
  • Agotamiento y debilidad.
  • Aumenta el ritmo cardíaco.
  • Temblores musculares y/o vómitos.
  • La piel se puede volver de color azulado, por la falta de oxigeno.
  • Aumento de la temperatura corporal (más de 40 grados).
  • Salivación excesiva.

Qué hacer si a mi gato le da un golpe de calor

Los gatos sólo pueden expulsar calor a través de las almohadillas de las patas, la lengua y los genitales. Por eso, debemos ayudarles a mantenerse frescos en los días más calurosos. Lo más recomendable siempre es llevarlo al veterinario si vemos que empieza a presentar alguno de los síntomas.

Si no puedes llevarlo en ese momento, te dejamos algunos remedios para tratar el golpe de calor en gatos:

  • Hay que bajar su temperatura corporal de forma gradual, nunca de golpe porque esto puede producir un shock o una hipotermia.
  • Debes llevar a tu gato a un sitio más fresco donde pueda recuperarse poco a poco. Si le pones un ventilador cerca que sea al mínimo.
  • Hasta que su temperatura sea la correcta, humedece su boca con una jeringuilla o un spray.
  • Aplica gasas húmedas en sus almohadillas, pecho y cuello.
  • Ten agua fresca preparada para cuando tu peludo se encuentre mejor.
  • Mientras haces todo esto debes revisar constantemente su temperatura para ver si va funcionando.

A pesar de que consigas recuperar a tu felino en casa, después de su golpe de calor debe acudir al veterinario para descartar secuelas.

golpe de calor en gatos

Cómo prevenir un golpe de calor en gatos

Los gatos pueden sufrir un golpe de calor con facilidad, sobre todo si son muy pequeños, ancianos o sufren de obesidad. Es necesario siempre prevenir esto, porque puede ser mortal para los felinos. Por eso, aquí te dejamos unos consejos para evitar que tu gato tenga un golpe de calor.

Lo primero y más importante es el espacio. Si sabes que van a subir mucho las temperaturas proporciónale a tu gato un espacio fresco. Evita las habitaciones pequeñas o con poca ventilación y los transportines y coches.

No permitas que tu gato esté en lugares expuestos al sol. Debe tener siempre una sombra en la que resguardarse. Y, por supuesto, que tenga siempre agua fresca a su disposición.

Para quitar el calor al gato puedes humedecer con un paño húmedo sus almohadillas, cuello y barriga. Una buena opción para mantenerle fresco es una manta refrescante, ¡están muy de moda!

Si tu gato tiene pelo largo puedes recortarlo un poco para mantenerlo fresco y retirar el exceso, pero nunca debes cortarles el pelo demasiado porque es un protector del sol.

En resumen, presta atención a tu felino, mantenlo en una lugar fresco, dale agua constantemente y no te agobies si no come, suelen tener menos apetito hasta que baja la temperatura. Por la noche o por la mañana temprano puedes ofrecerla la comida y seguramente tendrá mas hambre, porque habrá bajado el calor. ¡Puedes darle algunas frutas y verduras ricas en fibra y agua para ayudarle, pero debes saber cuáles!

Es muy importante que estés pendiente de los síntomas de golpe de calor en gatos cuando haya temperaturas muy altas en verano. Y, lo más importante, la mejor opción siempre es acudir al veterinario, antes de que ocurra algo grave. ¡La salud de tu peludo es lo primero!

Tags relacionados gatos salud gatos consejos gato