Consejos

¿Qué debes tener en cuenta para pasear a tu perro en invierno?

¿Qué debes tener en cuenta para pasear a tu perro en invierno?

Para que los paseos durante el invierno sean cómodos y positivos para tu mascota, es necesario tener en cuenta una serie de consejos.

El invierno puede ser una época dura para pasear en el caso de perros frioleros, pequeños, con el pelo corto, cachorros o ancianos, por eso es aconsejable seguir unas pautas para conseguir que las salidas sean cómodas y positivas para nuestras mascotas.

Perros mayores o enfermos

Si tu perro es mayor o está enfermo, y por lo tanto más débil, tanto como si es un cachorro, lo mejor que puedes hacer durante esta época es reducir el tiempo que el perro pasa en la calle.

Contar con algo de ropa de abrigo para los paseos también puede ser una buena opción. Otra solución es andar rápido o jugar durante las salidas para que tanto el perro como tú entréis en calor y sufráis menos las inclemencias del tiempo.

Por último, también es recomendable ofrecerle un sitio confortable y caliente dentro de casa para que no se enfríe y secarlo muy bien si se ha mojado durante el paseo.

Perros pequeños

Las razas pequeñas son más propensas a sufrir el frío, sobre todo si tienen el pelo corto o las patas cortas, con lo que su tripa estará más cerca del suelo. Los perros de este tamaño empezarán a tener frío cuando la temperatura exterior sea de unos 7 grados, por lo que es aconsejable esperar a las horas de más calor para sacar a nuestras mascotas.

Si necesitamos sacarlos a primera hora de la mañana, lo mejor es abrigar a nuestros peludos, pues la temperatura será aún baja, y secarle bien las patas al entrar en casa, ya que las superficies estarán húmedas por el rocío y nuestro perro podría enfriarse.

Cuidado con las orejas y las almohadillas

Es muy importante tener cuidado con las orejas y las almohadillas de nuestras mascotas cuando hace frío. Con lluvia y frío es muy fácil que la humedad provoque una otitis en nuestros amigos, y las almohadillas pueden resentirse si el paseo es largo y no están correctamente protegidas.

Por eso es necesario asegurarnos de que tienen las orejas secas por dentro al volver a casa y cuidar las almohadillas con parafina o cera antideslizante, una suave crema que que hidrata y repara la base de las patas del contacto con el frío suelo, además de evitar rasguños y resbalones.

Consejos para llevar al perro a la nieve

Si vas a ir a pasear con el perro por la nieve... ¡prepara su kit de nieve! Agua, abrigo, protectores de almohadillas, toalla... Con una buena protección frente al frío evitarás problemas de salud propios del invierno como resfriados o empeorar problemas de articulaciones como la artrosis.

Además