Higiene

Cómo funcionan las máquinas de lavado para mascotas

Cómo funcionan las máquinas de lavado para mascotas

¿Cómo funcionan las máquinas de lavado para mascotas? El veterinario nos explica en qué consiste esta forma de lavado y en qué casos no se recomienda.

Autor: Decogarden

Cada día son más las instalaciones con máquinas de lavado de mascotas. Estas, por lo general, suelen estar dirigidas a los perros, pero en muchas de ellas también es posible realizar la higiene de los gatos.

El funcionamiento es bastante sencillo: la maquina tiene un hueco en el que la mascota debe ser introducida y después hay que seguir las instrucciones. Por lo general, se le da a un botón para que comience la higiene que hidromasaje con agua y jabón, para quitar la mayor parte de la suciedad que tiene el animal. Después, hay fase de reposo. A continuación una aclarado, otro reposo y la fase de secado.

Si en algún momento, vemos que nuestro perro o mascota se pone nervioso, hay un botón de emergencia con el que pararíamos todo el proceso de lavado de estas máquinas.

Una vez acabado el proceso de lavado y secado, es recomendable darle un poco de agua y un paseo tranquilo para que se relaje de los posibles nervios que haya podido pasar dentro de la máquina.

Casos en los que no se recomienda las máquina de lavado

  • Perros que estén enfermos o que se estén medicando
  • Perros que hayan comido hace menos de dos horas
  • Hembras embarazadas
  • Cachorros sin vacunar
  • Animales de edad avanzada

Este tipo de máquinas de lavado son útiles sobre todo si nuestra mascota o perro tiene un gran tamaño y tenemos dificultades para hacer una correcta higiene en nuestros hogares.

Además