Razas

¿Son realmente los PPP, perros potencialmente peligrosos?

¿Son realmente los PPP, perros potencialmente peligrosos?

Los perros ppp son considerados a menudo como perros agresivos, pero ¿es esto realmente cierto o es culpa del término que se utiliza para referirse a ellos?

Autor: Hogarmania

Existen varias razas de perro e incluso características, que de cumplirlas incluirían a un mestizo en esta categoría, que se consideran potencialmente peligrosas, con lo que tienen que cumplir una serie de obligaciones, tanto el dueño como el animal, para evitar una posible sanción económica.

¿Cuáles son las razas PPP?

Las razas consideradas potencialmente peligrosas son el pitbull terrier, el staffordshire bull terrier, el american staffordshire terrier, el rottweiler, el dogo argentino, el fila brasileiro, el tosa inu y el akita inu. Pero los mestizos tampoco se libran de esta catalogación, ya que, según la legislación actual, además de las razas mencionadas serán considerados PPP todos aquellos perros que posean una fuerte musculatura, aspecto poderoso, configuración atlética, un cuello musculoso y corto, el pecho ancho y profundo y un cráneo grande y fuerte, entre otras.

La verdad sobre los perros potencialmente peligrosos

Lo cierto es que tanto la industria televisiva como los medios de comunicación han ayudado a empeorar la imagen de estos perros hasta el punto de que haya gente que incluso cambie de acera al cruzarse con un pitbull. Las series o películas que muestran a perros de pelea agresivos y las fotos en noticias sobre ataques de perros a sus dueños ilustradas con imágenes de estas razas, aunque el causante del accidente no haya sido un can PPP, han conseguido que se extienda el bulo de que estas razas son agresivas, cuando no es la realidad.

Un perro se considera potencialmente peligroso, no por su agresividad (en el caso de las razas), sino por las características físicas de las que les han ido dotando los seres humanos a través de años de evolución y selección. La potencia de la mordida, el tamaño del animal o la fuerza de sus patas pueden ser condicionante suficiente para tener que ponerle un bozal al perro a pesar del carácter que tenga.

Por lo tanto, los perros PPP pueden ser peligrosos por las características mencionadas, pero no porque tengan más tendencia a la agresividad. De hecho, el pitbull y el staffordshire bull terrier, ambos incluidos en esta lista, están en la 4º y 5º posición del ranking de tolerancia y las dos razas son excelentes compañeros para los niños al ser extremadamente pacientes con ellos.

¿Qué obligaciones tienen los dueños de PPP?

  • Ser mayor de edad.
  • El dueño, así como todas las personas que paseen al animal, deberán tener la Licencia para la tenencia de animales potencialmente peligrosos.
  • Registro del animal en el censo de PPP en el ayuntamiento en el que está censado el dueño.
  • Pasear un único perro potencialmente peligroso.

  • Llevar siempre al perro con bozal.
  • Correa no extensible y de no más 2 metros de largo.
  • Llevar siempre que se pasee al animal la licencia y el registro.
  • El incumplimiento de estas obligaciones puede ser castigada con una multa que oscile entre los 300 y los 2.400 euros.

¿Qué repercusiones tienen las siglas PPP para los perros de estas razas?

Las más destacables son en cuanto al abandono y adopción de estas razas tan estigmatizadas. Son muchos los perros de estas características que son abandonados y que tardan mucho tiempo en salir de las protectoras a pesar de ser de pura raza (hecho que normalmente significa una estancia mucho más corta que en el caso de los mestizos), tener buen carácter o incluso ser cachorros debido a la mala fama con la que cargan.

También es remarcable el hecho de tener que llevar bozal obligatoriamente cuando pasean a pesar de ir atado, ya que esto no solo les expone al ataque de otros perros que no tengan esta obligación, sino que impide la correcta socialización del animal que puede acabar desarrollando miedos o frustraciones si no se trabaja en este aspecto.

Además