Hogarmania.com
Hogarmania.com

Salud

Estrés por separación del dueño en vacaciones


En verano, no siempre podemos llevarnos a nuestros peludos de vacaciones. Puedes dejarlo con alguien o en un hotel para perros. ¿Tu perro tiene estrés por separación? Hay causas como cambios de rutina, pasar mucho tiempo solos o la ausencia del dueño... que les pueden generar ansiedad.

El estrés en los perros es una reacción que tiene el organismo de la mascota ante diferentes situaciones. El estrés o la ansiedad de la mascota puede ser derivado por diferentes razones: una mudanza, el estado de ánimo del dueño, poco ejercicio, demasiado tiempo solo, etc.

En este caso nos encontramos con un perro de raza Golden de unos 3 años que suele padecer estrés cuando los dueños se van de vacaciones. Al ausentarse los dueños unos días en verano, Semana Santa o Navidad, el perro se suele quedar en una residencia canina. Este cambio es el origen del estrés del perro, puesto que observan que las heces que el perro hace durante esos días son muy blandas, colitis nerviosas.

Estos problemas derivados por el estrés se pueden prevenir, por ejemplo, dándole a un pienso especial y también los días previos a las vacaciones (unos 3 días antes) se puede comenzar a dar un suplemento nutricional además del alimento especial. De esta manera lograremos que el perro no sufra estos problemas de heces durante la ausencia de los dueños.

Complemento nutricional

Sin embargo, estos son problemas físicos derivados de una situación emocional estresante para el animal. Tratar el origen, la ansiedad por separación, es más difícil. En perros dependientes la opción de dejarlo solo en una residencia quizás no es la mejor opción. Trata de llevarlo contigo en tus vacaciones y viajes o habla con algún familiar o amigo muy cercano que conozca al perro para ver si puede encargarse de él esos días, estar con alguien conocido evitará que aumente el estrés.

Síntomas de la ansiedad por separación en perros

Los síntomas ocurren cuando el perro se queda solo, por lo que conviene vigilarlo de alguna forma o pedir a la persona que lo cuide que se fije en su comportamiento. Alrededor del 40% de los perros sufren ansiedad de separación. Es algo común cuando no sabemos cómo enseñarles a quedarse solos. A veces, es más complicado, porque puede surgir a consecuencia de un destete prematuro, o de una experiencia traumática.

Es fácil detectar los comportamientos extraños que tienen los perros con estrés por separación.

1. Comportamiento destructivo

Cuando se quedan solos y tienen ansiedad, suelen romper sus juguetes, su cama, las pertenencias del dueño e incluso remover la basura.

2. Ladridos excesivos

Ladrar es normal, per ladrar durante horas y lloriquear es un problema. Es nuestro peludo expresando su sufrimiento y su incapacidad de gestionar la soledad. Los aullidos continuos también son comunes.

3. Orinar y defecar en casa

Este comportamiento puede ser la clave para darte cuenta de si tu perro tiene ansiedad de separación. Si tu peludo está bien educado en este aspecto y de repente se comporta extraño, puede ser un síntoma muy claro.

Vómitos y diarreas

No son síntomas comunes, pero son indicadores de estrés.

Tu amigo perruno también puede presenta síntomas en su día a día, como dejar de comer, no beber agua o ignorar sus juguetes.

ansiedad de separación en perros

Cómo corregir la ansiedad por separación en perros

El tratamiento para la ansiedad de separación en perros es complicado, y en casos graves se debe visitar a un especialista. Pero puedes corregir en casa varias conductas para intentar ayudar a tu mascota.

Cambia tu relación con tu perro

A pesar de querer consolar o mimar a nuestro perro cuando sufra estos síntomas, es lo peor que se puede hacer, porque refuerza su sentimiento. Por tanto, lo mejor es prestar menos atención. Mientras esté nervioso, compórtate normal con él, no le prestes demasiada atención hasta que se calme. Te estará buscando y mirando hasta que le hagas caso, pero debes aguantar hasta que se calme, y aprenderá que no tiene por qué asustarse.

Si vas a salir de casa y se angustia, no vuelvas a entrar, estarás reforzando el miedo. Aunque te cueste, debes ignorarlo.

Aumenta las sesiones de juego si es necesario. El juego y el ejercicio son muy terapéuticos para ellos, además te permitirá aumentar tu manejo sobre su comportamiento y esto te ayudará a ignorarlo cuando debes para no reforzar miedos.

Modifica tus señales de salida

No debes escapar de casa a escondidas, porque esto sólo aumenta el estado de ansiedad de tu perro. Debe acostumbrarse a saber cuándo te vas para poder gestionarlo. Puedes no hacerle demasiado caso durante los últimos minutos antes de salir. De la misma forma, al llegar a casa es conveniente que no lo saludes hasta que se calme, o reforzaras la euforia al verte y confirmarás sus miedos.

Si tu peludo está en un estado de ansiedad muy fuerte y constante acude a un profesional para aplicar terapias o tratamientos médicos en caso de ser necesario.

Tags relacionados perros salud perros